Como fabricar jabón casero ,receta

Como fabricar jabón casero
Hacer nuestro propio jabón.

Primero ,esta es una forma de reciclar el jabón viejo, todos los pedacitos que quedan los ponemos en una cacerola caliente con unas cucharadas de agua y le damos hasta que quede todo derretido, luego vertimos el jabón fundido en algún tipo de molde y dejamos enfriar, listo volvemos a tener jabón.

Muy bien ,ahora antes de empezar con el proceso para fabricar tu propio jabón, es importante destacar que aunque hacer jabón no es complicado, sí hay varias medidas de seguridad que debemos de tomar en cuenta antes de empezar.

Hacer jabón es peligroso si no se tiene mucho cuidado, ya que está hecho con lejía, agua y una mezcla de aceites, y estos no se mezclan fácilmente, deben calentarse hasta alcanzar temperaturas similares.

Cuando la lejía y el agua se mezclan, alcanzan temperaturas muy altas por lo que la mezcla se debe enfriar antes de agregar el aceite.

Los aceites deben calentarse con cuidado y gradualmente. 

Nunca se deben de calentar mucho, y cada aceite tiene su propio índice de saponificación, qué es lo que define la cantidad de lejía que se debe utilizar para convertirlo en jabón, por lo tanto, si se les acaba el aceite de coco no pueden remplazarlo con aceite de olivo.

La lejía quema, por lo que deben utilizar gafas de protección y un tapabocas.  Necesitarán un molde, se recomienda usar uno de vidrio de 35cm x 15cm x 13cm.

Tanto los jabones de tocador como los detergentes parten de la misma base, un jabón es una mezcla de sales de ácidos grasos de cadenas largas.

Puede variar en su composición y en el método de su procesamiento la diferencia está en que los jabones se fabrican a partir de sustancias naturales, como grasas animales y vegetales, mientras que los detergentes se elaboran a partir de materias primas sintéticas.

El jabón es esencialmente una sal obtenida de las grasas, que resulta soluble en el agua. La saponificación es la reacción de una solución alcalina con las grasas animales y vegetales.

A lo largo de los siglos se ha fabricado de forma artesanal, tratando las grasas, en caliente, con disoluciones de hidróxido de sodio o de potasio.

Aún, hoy en día, se hace en casa a partir del aceite que sobra cuando se fríen los alimentos.

El jabón ya era utilizado desde el año 2.800 A.C De esta época data un material jabonoso encontrado en unos tambores de arcilla durante una excavación arqueológica en la ciudad de Babilonia.

En estos cilindros había unas tallas que describían el proceso de hervir las grasas con ceniza, método ancestral de fabricación de jabón.

Durante la edad media el jabón era un artículo muy caro, por lo que

su empleo era limitado. Recién en el siglo XIX que se difundió el uso del jabón en Europa y luego en el resto del mundo.

Si quieres hacer una pequeña cantidad de jabón sólo necesitas aceite usado, agua y sosa cáustica (hidróxido de sodio), producto que puede comprarse en las droguerías.

• Recipiente de barro, metal o cristal. • Cuchara o palo de madera. • Caja de madera. Taza
  • 700 mililitros de agua purificada
  • 270 gramos de lejía
Aceites (mezclar en una olla grande)
  • 955 gramos (4  ½ tazas) de aceite de oliva (el aceite barato funciona mejor que el extra-virgen).
  • 390 gramos (2 tazas) de aceite de coco
  • 515 gramos (2 tazas) de aceite de semilla de uva
Como fabricar jabón casero ,receta

CÓMO HACER EL JABÓN CASERO:

1.- Guardar el aceite usado hasta juntar lo suficiente

2.- Llenar un tacho con dos litros y medio de agua. Para fabricar pastillas de jabón de colores se puede añadir al agua colorante de queque.

3.- En un ambiente ventilado y con la ayuda de un palo, diluir en el agua medio kilo de soda cáustica y un puñado de sal. Se producirá una reacción química "exotérmica" (calor) que requiere algunas horas hasta que se enfrié.

La soda cáustica es un material que daña la piel si se pone en contacto directo con ella. Por eso es recomendable utilizar guantes y lentes protectores.

4.- Lejía: mezclar en una taza medidora, mover con un palillo (como los de comida china, limpio).

Se vierte lentamente el aceite sobre la mezcla líquida llamada también "lejía cáustica", revolviendo en forma permanente (siempre para el mismo lado, porque de lo contrario se puede "cortar" el jabón).

Se calienta la mezcla con mechero hasta alcanzar la temperatura de ebullición y se mantiene durante dos horas este tratamiento a los efectos de producir la "saponificación" de las grasas.

Esta reacción química es la que combina el sodio de la lejía con los ácidos grasos provenientes de los aceites para dar forma a una "sal orgánica soluble" que la conocemos como jabón.

Si quiere hacer jabón con esencias añada hierbas aromáticas u otros tipos de aromas naturales después de que la mezcla bajo la temperatura a 40ºC.

5.- Cuando la mezcla se espesa, se echa en los moldes y se deja endurecer durante varios días.

Dejar que la mezcla de lejía se enfríe hasta 110°C, calentar aceites hasta los 110°C. Cuando ambos lleguen a la misma temperatura lentamente mezclar la lejía en la olla de los aceites. Mezclar con una licuadora de mano (una especial que no usen para cocinar) o batir a mano, pero tomará hasta una hora.

Si tiene ansiedad por ver como salen los jabones puede apresurar el proceso colocando algunas pastillas en el congelador.

6. Se sacan los jabones de los moldes. También se puede echar la mezcla en una bandeja grande.

Se la deja reposar y antes de que se quede totalmente dura se corta. Para que resulte más cómodo despegar los moldes se los puede enharinar o cubrir con aceite.

Cuando el jabón se endurezca sacar del molde y cortar en barras. Sobre papel dejar en un sitio seco y fresco por dos semanas, voltear las barras. Usar después de un mes.

Cómo reutilizar trozos de jabón:

Esta entrada se la dedico a mi Bisabuela Angela, aunque hace tiempo que nos dejo, fue sin lugar duda la persona mas ecológica que conocí, y eso que no creo conociese el termino, pero ella era de una época donde todo se aprovechaba y lo que si conocía era el arte de aprovecharlo absolutamente todo, entre ellos el jabón.

El método de la panty

Las panty como dicen hoy en día, antes se llamaban medias can can, o simplemente medias, son un mil usos sirven para muchas cosas, lo que mi bisabuela hacía era cortar preferiblemente la punta para que quedase un saquito, y allí cada vez que quedaba poco de un jabón lo guardaba en el saquito, cuando este se encontraba bastante lleno, le anudaba la parte de encima y listo a la ducha, ya tenia su jabón, es espectacular la sensación es agradable y los restos de jabón en la panty hacen mucha espuma, en muy buena opción.

Hacer jabón líquido 

Esto es simple y vamos a necesitar restos de jabón solido y un poco de glicerina, primero rallamos las piezas de jabón, ponemos un poco de agua a hervir, luego derretimos el jabón en esta agua y agregamos un poco de glicerina, si queda muy espeso agregamos mas agua, si queda muy liquido un poco mas de jabón y glicerina, cuando tiene la consistencia deseada dejamos enfriar y envasamos.

Exfoliante con restos de jabón

Precisamos jabón, linaza o avena, agua y una esponja vegetal.
En una cacerola caliente ponemos las piezas de jabón, otra vez rallado, le agregamos muy poca agua y 1/2 cucharada de linaza o avena, cuando el jabón este derretido, remover bien y verter en un molde, cuando se enfrié tenemos nuestro jabón exfoliante que usado junto con a esponja vegetal dejara nuestra piel como nueva.

Cómo hacer champú solido, casero y natural de aloe vera

Ayuda con los problemas capilares más comunes desde la caída del pelo, al brillo o el grosor.

Con este champú solido de aloe, usted podrá lavar sus cabellos, dejándolos limpios, bien fuertes y sin uso de sustancias tóxicas que los cosméticos comunes poseen. 

Ingredientes para hacer el champú casero. 

1 penca (hoja) de Aloe Vera.
1 hoja de romero (fresco).
Medio kilo de jabón de glicerina.
2 cucharadas de zumo de limón.
150 ml de agua mineral o filtrada.
2 cucharadas de aceite de almendra dulce.
Modo de preparación de este champú natural.

En una batidora de vaso o con un mixer o algún otro robot de cocina debemos mezclar el agua, la hoja de aloe vera y el romero.

Luego colocamos la mezcla obtenida al baño maría y cuando ya este caliente vamos poniendo de a poco el jabón de gilcerina picado con cuchilla o rallado, para que se integre más fácil por último el limón y el aceite de almendras.

Cuando esté bien derretido, debemos colocar en un molde rectangular, dejar endurecer y cortar en pequeños rectángulos (rinde más de una barra). Se puede usar papel parafinado o similar para envolver el champú solido y natural y así conservarlo, es ideal también para regalar a nuestros amigos.
Modo de usar este shampoo casero.

Una vez humedicdos los cabellos frotar toda la zona con el champú solido y masajear suavemente para que penetre hasta el cuero cabelludo. Lo ideal es dejarlo actuar entre 5 a 15 minutos y luego retirar enjuagando bien los cabellos con agua limpia. Es aconsejable usarlo de una a tres veces por semana.

Dura muchos meses sin problemas, se puede conservar a temperatura ambiente y en lo posible no exponer directamente a la luz solar.
Donde conseguir los ingredientes.

Los ingredientes se pueden encontrar en tiendas de productos naturales o incluso en tiendas por Internet, muchos como el Romero o el Aloe Vera conviene conseguirlos en lugares donde venden plantas y tenerlos en casa ya que tiene muchos usos y crecen incluso en interior y en macetas sin problemas.

Si no conseguimos Aloe Vera fresco podemos comprar el gel en tiendas de productos naturales.

Leer con cuidad los ingredientes para ver si usted no tiene alergia a alguno de estos y, si es posible, haga una prueba en un mechón de pelo la primera vez.

Si no tenemos ganas o simplemente no queremos o podemos hacer nuestros propios cosméticos y productos de higiene, sepa que ya hay muchas opciones en el mercado más saludables y naturales, incluso de champús en barra.

Lo importante es, poco a poco, ir sustituyendo químicos nocivos por soluciones menos agresivas al medio ambiente y, por supuesto a nosotros mismos y nuestra propia salud.

Historia del jabón

Se dice que fue en Roma donde apareció el jabón por primera vez. Fue por casualidad, al admirar cómo al resbalar la lluvia sobre la grasa de los animales sacrificados, brotaba espuma.

Como fabricar jabón casero ,receta

Desde hace más de 5.000 años los israelíes ya lo incluían dentro de sus propias leyes para establecer el aseo personal y se cree que los fenicios lo trajeron a Europa en el año 600 a. C. Con la decadencia del Impero Romano, la elaboración de jabón desapareció en el Continente y no fue hasta el siglo XVI cuando comenzaron a aparecer nuevas técnicas con las que obtendrían un jabón más natural.

Una de las creencias más difundidas por todo el mundo y menos acertada, es que en la Edad Media el aseo personal no se valoraba.

Por el contrario, fue en ese período cuando proliferaron los baños públicos y las clases más privilegiadas contaban con los suyos propios. Fue en la Baja Edad Media cuando los baños empezaron a cerrarse, y ya durante el Renacimiento, la gente se limitaba a perfumarse para disimular los olores corporales.

En 1783, el químico sueco Carl Wilhelm Scheele simuló de forma accidental la reacción que se produce hoy día en el proceso de hervido de la obtención del jabón cuando el aceite de oliva, hervido con óxido de plomo, produce una sustancia de gusto dulce que él denominó Ölsüss, pero que en actualmente se conoce como glicerina.

El descubrimiento de Scheele permitió al químico francés Michel Eugéne Chevreul examinar la naturaleza química de las grasas y los aceites que se usan en el jabón.

Chevreul descubrió en 1823 que las grasas simples no se combinan con el álcali para formar el jabón, sino que se descomponen de antemano para formar ácidos grasos y glicerina.

Mientras tanto, en 1791, el químico francés Nicolas Leblanc inventó un proceso para la obtención de carbonato de sodio o sosa, utilizando Cloruro de sodio (sal), que revolucionó la producción del jabón.

Desde entonces, la elaboración del jabón ha pasado por muchas fases: la aportación de los norteamericanos, el logro de nuevas técnicas, el desarrollo de la química, su industrialización y comercio, pero sobre todo, su inclusión en nuestras vidas como un elemento indispensable para nuestra limpieza personal y aún más importante para nuestra propia salud.


VCN: Los nanocristales de celulosa parecen ser el nuevo material ...
Los nanocristales de celulosa parecen ser el nuevo material milagro de bajo coste y ecológico. La ciencia de materiales es de las pocas que suele tener una ...


Algunos cosméticos, jabones, acondicionadores y champús también contienen pequeñas cantidades de este nocivo producto. [Waking Times] Ciencia Creative ...


VCN: 18 de las ciudades más pobladas de la Tierra ( Parte 5 )
... el montaje de automóviles, los curtidos, los textiles, los productos químicos, los artículos de piel y la fabricación de jabones y margarina.