Del Gato de Schrödinger y Dios

 Del Gato de Schrödinger y Dios
No se si leí esto, lo escuché, me lo dijeron o me lo imaginé, pero el caso es que en mi cerebro anda rondando una frase:

¿”no puedes creer que Dios es padre, hijo y espíritu santo al mismo tiempo, pero si puedes creer que un gato está vivo y muerto al mismo tiempo?” (y se referían al gato de Schrödinger).

Empecemos por el principio.

 Un buen día Heisenberg descubrió que no se puede medir con exactitud la posición de una partícula en cierto punto en el tiempo, únicamente se puede predecir en que punto tiene más posibilidades de estar (principio de incertidumbre).

Así todo este rollo de la mecánica cuántica se basa en probabilidades, por ejemplo podemos decir que un electrón tiene 60% de probabilidades de estar en cierto punto (y por lo tanto 40% de probabilidades de estar en otro), no podemos decir que está en un punto y un no en otro porque no sabemos, para efectos prácticos se dice que está en los dos puntos.

Sin embargo, si pudiéramos observar al electrón veríamos que está en un solo punto y no en los dos, pero no hay forma de saber en que punto iba a estar hasta observarlo.

Por eso dicen por ahí que con sólo observar un evento, lo modificamos.
Una forma fácil de comenzar a entender esto es imaginando que un amigo pone un papel con un número en una caja, el número solo puede ser 1 o 2 y la caja está cerrada.

Desde tu punto de vista no hay forma de saber si el número es 1 o 2, no puedes decir que el número es 1, tampoco que el número es 2.

Puedes decir que hay 50% de probabilidades que sea 1 y 50% que sea 2, o que el número es 1-2, los dos números a la vez. Hasta el momento que abres la caja te das cuenta cuál número escribió tu amigo.

Sin embargo, la situación anterior tiene un problema, el amigo sabe desde un principio qué número está en el papel, así que no es un problema cuántico.

Pero creo que al menos sirve para comprender más fácilmente la situación del gato de Schrödinger que sí es un problema cuántico porque interviene la ‘decisión’ que hace una partícula de ir a un punto o a otro.

Así, mientras no se abra la caja, no sabemos si al gato está vivo o está muerto (si no saben de que hablo, vean el video del link anterior), por lo tanto podemos decir que está vivo y muerto al mismo tiempo.

Sin embargo, cuando abramos la caja sabremos si el gato está vivo o está muerto, no hay nada mágico en este asunto.

Con un punto de vista muy poco científico podríamos decir que efectivamente Dios y Jesús pudieron ser la misma persona, pero entonces

¿Cómo pudo Dios crear un hijo que resultase ser sí mismo? eso en mi mente es una gran incógnita.

VCN: Un joven llamado Kepler...

 ... Concretamente, se basó nada menos que en las tesis de ¡Pitágoras!, para sacar adelante sus "investigaciones". Preguntándose por el número de los planetas, ...


VCN: Montfalcó y sus espeluznantes escaleras

... Más adelante, el vacío sobre el río se cruza por un puente colgante. Para entonces uno ya estará curado de espantos o, por contra, le servirá para ir calentando ...


VCN: Prestándole atención a Confucio

... desatados, este totalitarismo filosófico se fue al descarte, y bajo la Dinastía Han (206 a.C. en adelante), los confucianos fueron lentamente llamados al poder.

Gracias por visitarnos y compartir en su red social favorita.