Hábito de fumar y cociente intelectual

cigarro y cenicero
Un estudio de la Universidad de Tel Aviv relaciona al hábito de fumar con el cociente intelectual.

El estudio llevado a cabo por Mark Weiser ha determinado que los hombres jóvenes que fuman son más propensos a puntuar menos en los test de cociente intelectual que los no fumadores.

En el estudio se hizo un seguimiento de jóvenes de entre 18 y 21 años de edad que estaban alistados en el ejército de Israel, constituyendo el estudio más grande sobre este asunto hasta la fecha.

Además, esto demostraría una importante conexión entre el número de cigarrillos que fuman los jóvenes y su cociente intelectual (CI).

El promedio de CI de los no fumadores fue de 101, mientras que los fumadores puntuaron un promedio de 94.

El CI de los jóvenes que fumaban más de un paquete al día fue aún menor, con un 90 en promedio. Los jóvenes eran todos ellos sanos y no tenían desórdenes mentales.
“Los profesiones relacionados con la salud generalmente creemos que los fumadores son el tipo de gente que crece con dificultades con el vecindario o que van a las peores escuelas” dice Weiser, cuyos hallazgos han sido publicados en la revista Addiction.

 “Pero como nuestro estudio incluye individuos con distintos condicionantes socioeconómicos, podemos descartar al factor socio-económico como factor importante.

El gobierno debería recapacitar sobre la asignación de recursos educacionales acerca del hábito de fumar.”

Para hacer los resultados más significativos el estudio midió además el efecto sobre los hermanos. En el caso en el que el hermano fumaba encontraron que el hermano no fumador registraba un IC más alto.

Aunque un IC más bajo podría sugerir mayor riesgo de adicción, el cruce de los datos obtenidos entre CI y el hábito de fumar mostró que la mayoría de los fumadores investigados en el estudio tenían un IC dentro del promedio.

El estudio tuvo en cuenta datos de 20.000 varones antes, durante y después de su servicio militar.

Todos estaban en buen estado de salud al ser considerados aptos para el servicio por parte de las autoridades médicas militares.

Un 28% fumaba más de un cigarrillo al día, un 3% se autoconsideraban fumadores y un 68% dijeron que nunca habían fumado.

Weiser sostiene que el estudio ilumina una tendencia general en los estudios epidemiológicos.

 “La gente en el tramo más bajo del CI tiende a mostrar peores habilidades de decisión en promedio respecto a su salud”. Añade que sus hallazgos pueden añadir preocupaciones a los consejeros escolares.

Los niños que tengan un CI más bajo pueden ser considerados en riesgo de adquirir el hábito, por lo que podrían ser blancos de una educación especial o de una terapia que evite desde el principio la adquisición de la costumbre de fumar.

La gente con bajo CI no solamente son más susceptibles a fumar, según Weiser, sino que además son más propensos a la obesidad, a trastornos en la nutrición y al abuso de los narcóticos.

Este estudio añadiría pruebas a este campo de investigación en crecimiento y podría ayudar a padres, educadores y profesionales de la salud a ayudar a los jóvenes a tomar mejores decisiones.

Los países con mayor población de fumadores se encuentran en Europa oriental; Serbia, Bulgaria, Grecia y Rusia encabezan la lista, ya que consumen más de 2 mil cigarros por persona anualmente.

En Noruega, Australia y Gran Bretaña los precios del tabaco son los más elevado. Para un noruego, una cajetilla de Marlboros cuesta más de $15 dls ya que el gobierno ha aumentado considerablemente los impuestos sobre el tabaco con el objetivo de disminuir el consumo.

La gente en las naciones más pobres tiende a fumar mucho menos; Camerún, Chad y Etiopía son los países con  los grupos más reducidos de fumadores.

Estudios han demostrado que mientras fumar es menos popular en países con grandes ingresos, el consumo de tabaco se ha elevado en países con ingresos medianos o pequeños, particularmente entre hombres con un status económico bajo.

En Rusia 40% de la población es fumadora y el gobierno acaba de prohibir fumar en lugares públicos. En este país, durante los 90, la escasez de cigarros detonó algunas revueltas.

En Estados Unidos 19% de la población es fumadora, mientras que en Europa ocurre lo mismo con 29% de la población, donde el tabaquismo es la principal causa de muerte y enfermedad.

En Europa, en 2011 se lanzó una campaña contra el tabaquismo, que apelaba más a la vanidad de los fumadores que a su salud, prometiendo:

“Los ex-fumadores se ven mejor, huelen mejor, se sienten mejor y tienen más dinero.”

Un análisis hecho en 2011 encontró que los anuncios que muestran los impactos negativos en la salud causados por el tabaco son los más efectivos para que la gente renuncie a éste.

El incremento del precio del tabaco también orilla a algunos a abandonarlo; por cada 10% que aumenta, de 2.5 a 5% de los fumadores dejan el hábito.

Tal vez no sea mala idea que los impuestos sobre este vicio se eleven en todos los países.

¿Da artritis sonarse los dedos? | VCN

... La espalda, las rodillas, los codos y el resto de articulaciones móviles están sujetas a la misma clase de manipulación que se puede realizar ...


El Bunyip , leyenda urbana | VCN

 ... de estos seres, al que describía como "del tamaño de un ternero y con la espalda cubierta de una especie de plumas de color gris oscuro".


El profundo agujero de la depresión | VCN

... Cargar tu propio peso a las espaldas. Sentir que en cada momento que te hace sonreír, hay una persona muy pesada colgada en tu espalda ...

Fuentes y referencias:
The Atlantic Copyleft:  http://neofronteras.com/?p=3060
Comparte el artículo con otros ... les puede ser útil !