El hombre sí conquistó la Luna , a mí me parece

El hombre sí conquistó la Luna , a mí me parece
Para el famoso viaje a la luna del Apolo 11 en 1969 tenemos cuatro teorías básicas generalizadas:

1- El hombre realmente llegó a la luna y todos los análisis que intentan demostrar lo contrario son refutables.

2- El Apolo 11 partió de la tierra pero: a- no pudo llegar a la luna; b- llegó a la luna pero no pudo enviar imágenes

En consecuencia, los videos y fotos de dicho viaje son falsos.

3- El hombre si llegó a la luna y obtuvo imágenes, en las cuales aparecían restos de una civilización y/o seres extraterrestres, por lo cual el gobierno norteamericano decidió crear el fraude para ocultar la verdad.

Una acotación, he leído varios autores que defienden esta teoría y he notado que se refieren a los seres que viven en la luna como “marcianos”, creo necesario aclarar que los marcianos son los hipotéticos seres que viven en Marte (no en otro planeta), y los que viven en la luna se llaman “Selenitas”.

4- El hombre nunca llegó a la luna, ni siquiera partió hacia allá. El presidente Nixon decidió crear un fraude para ganarle la carrera espacial a los rusos.

En todo caso, hay dos hipótesis generales: las imágenes del alunizaje son falsas o verdaderas. Los que dicen que son falsas plantean que se grabaron en un estudio de la MGM usando el decorado de una película, y los “actores” y técnicos eran agentes de la CIA.

Este es un tema frecuentemente expuesto en Internet; en este caso evitaré llegar a una conclusión definitiva porque prefiero que ustedes mismos lleguen a sus propias conclusiones.

Empecemos con lo innegable, a cuarenta años de lo sucedido aún hay personas que niegan rotundamente que el ser humano haya podido llegar a la Luna. Una mentira, un montaje o una conspiración es como se le conoce a un evento que demostró el desarrollo no solo científico sino también tecnológico al que pudo llegar la especie el siglo pasado.

Pese a todo, desde el 20 de julio de 1969 aún hay negacionistas que han tratado por todos los medios posibles de hacer creer que todo se ha tratado de ficción.

Tan solo en Estados Unidos y de acuerdo a datos del The New York Times, 6% de los estadounidenses consideran que la llegada de la misión Apolo 11 a la Luna fue un medio para "elevar la moral y el orgullo del pueblo americano".

El hombre sí conquistó la Luna , a mí me parece

 En el contexto del fracaso de EE.UU. en la guerra con Vietnam, fue una medida más que necesaria de acuerdo a ellos. No obstante hay que recordar que el programa Apolo inició en 1961, cuatro años antes de que empezaran los desembarcos en Vietnam, por lo que en un sentido estricto no fueron actos causales.

Si esto no fuera suficiente, el uso masivo de Internet para desgracia en este caso no ha hecho más que incrementar los argumentos negacionistas, que como define Fernández Aguilar, "a la cultura de lo inmediato del siglo XXI...es más rápido y sencillo creer la tontería que dedicar unos minutos a entender la verdad razonada".

Las teorías conspiranoicas poseen profetas, a quienes se ha volcado la redención de muchos por considerar que poseen una sabiduría dismitifícadora.

Destaca Bart Sibrel, autor del documental Algo extraño sucedió en el viaje a la Luna (2001), quien en el 2002 tuvo una disputa con Buzz Aldrin (segundo hombre que pisó la luna) que le dio un puñetazo, luego de que el primero con Biblia en mano le instara a decir la verdad llamándole "cobarde, mentiroso y ladrón", siguiendo una tradición que desde 1974 empezara el conspiranoico Bill Kaysing.

Bill Kaysing publicó en 1974 Nunca fuimos a la luna, donde argumentaba que no había un cráter bajo el módulo lunar, que en las patas del módulo no había polvo o que las anomalías ópticas de las imágenes no podían explicarse de forma racional.

La bandera

Para los negacionistas el hecho de que la bandera ondee, a sabiendas de que en la Luna no hay aire es prueba de la falsedad del alunizaje, omitiendo sin embargo que la parte superior de la bandera es un cable metálico y que Neil Armstrong la dobló dándole con ella la sensación de ondulación y además, antes de empezar la filmación se le dio un golpe al mástil de la bandera para que se moviera.

Consiguiendo de esta forma que se lograra ondear la bandera.

Además, la bandera está sostenida en su parte superior por una varilla horizontal para que luzca extendida, y los movimientos en su parte inferior se pueden justificar por la inercia que se produce en el vacío (la bandera se movió cuando estaba siendo colocada y se siguió moviendo un rato).

Además, creo que en un estudio de cine y/o fotográfico, es muy fácil controlar el viento.

Las estrellas deberían ser visibles

Otro argumento menciona que en las fotografías de la misión deberían verse las estrellas, contradictorio desde su punto de vista ya que al no haber atmósfera en consecuencia tampoco refracción, haciéndose así visibles las estrellas.

Lo cual es cierto hasta el punto de que las estrellas deber ser visibles.

En la superficie de la Luna el suelo es muy brillante y la luz de las estrellas muy tenue, por lo que la cámara debe actuar muy rápido para que las fotografías no aparezcan sobre expuestas, en estas condiciones la luz de la estrellas no tiene el brillo necesario para ser captada.

Resulta que en las imágenes recientes de satélites en el espacio, tampoco se observan estrellas; esto sucede cuando la exposición de la foto es corta.

La mayoría de las fotos tomadas en el espacio se hacen con exposiciones cortas, esto puede ser para evitar que salgan movidas o borrosas, tal vez es difícil controlar una cámara con un aparatoso traje espacial y poca gravedad.


Los astronautas y otros objetos están extrañamente iluminados

Similar a la anterior comentan que en las fotografías los astronautas y otros objetos de la misión son iluminados de una forma extraña como si estuvieran montados, sin tomar en cuenta el albedo, el porcentaje de la radiación que se refleja en cantidad con la luz recibida, un efecto que conocían los científicos de la misión y ante lo cual diseñaron los trajes para emular el efecto y hacer que fueran visibles en todo momento.

Se necesito una gran cantidad de combustible para el lanzamiento ¿Por qué tan poca para el regreso?

Saturno V la nave que se encargo de colocar los astronautas en la Luna, poseía un peso de 2,900,000 kilogramos, lo cual requería una gran cantidad de combustible para elevar la nave que depende de la gravedad.

En cambio la Luna al poseer una gravedad seis veces menor a la Tierra implicaba una menor cantidad de combustible puesto que sólo se necesitaba desplazar una nave de apenas 5,000 kilogramos.

Las huellas en la superficie Lunar son perfectas para una superficie tan seca

Los más escépticos consideran que la superficie lunar es demasiada árida para que se conservaran en perfecto estado las huellas de los astronautas, descartan en cambio que el polvo de la superficie llamada regolito, está compuesta por cuatro minerales: plagioclasa feldespato, piroxeno, olivino e ilmenita.

Donde la débil atracción gravitatoria aunado al tamaño de las partículas, hace que se formen las huellas a pesar de la sequedad.

No hay un cráter bajo la nave, éste debió formarse durante el alunizaje. Esto demuestra que el módulo fue colocado en la escenografía de un estudio y no hubo alunizaje

Los neumáticos del vehículo lunar deberían haber estallado sin una presión atmosférica

El vehículo Lunar Roving Vehicle empleado en la misión no poseía neumáticos habituales, en cambio poseía cuatro ruedas amortiguadas por un sistema de barras de torsión, cada una con un diámetro de 81.8 centímetros y el neumático, de 23 centímetros de ancho, estaba hecho de zinc y recubierto de capas de acero.

A pesar de la quema de combustible en la Luna los cohetes no expulsan llamas

En el espacio no hay oxígeno por lo que se ocupa en la combustión hidrazinas (en específico monometilhidrazina) y como comburente tetróxido de dinitrógeno, oxidante muy tóxico y corrosivo.

La combustión produce un gas incoloro.

Los telescopios no han mostrado imágenes de los equipos abandonados por las misiones

Para desgracia los telescopios actuales no poseen la capacidad suficiente para distinguir la base, el mayor de los elementos de la misión que apenas medía 10 metros. Para poder lograrlo se necesitaría resolver seis milésimas de segundo de arco (0.006) y el Hubble sólo alcanza 0.03.

¿Por qué los astronautas no sufrieron los daños causados por radiación?

Las radiaciones no resultaron letales para los astronautas debido al corto periodo de tiempo que estuvieron expuestos.

Además llevaban dosímetros cada uno de ellos para medir la cantidad de radiación recibida. Finalmente la misión fue planeada para evitar en lo posible que ninguna erupción solar coincidiera con la exposición directa de los astronautas.
 

¿Por qué hay una gran similitud entre los vídeos de la misión y la película Capricornio uno?

Capricornio Uno, cinta filmada en 1978, nueve años después del primer alunizaje y seis después de la última misión, se baso en imágenes de las misiones para poder lograr los escenarios más realistas posibles.

Recientemente se han publicado nuevas imágenes procedentes del Orbitador de Reconocimiento Lunar (LRO) que muestran el lugar donde alunizó Eagle en la Base de la Tranquilidad el 20 de julio de 1969 cuando descendieron Neil Armstrong y Buzz Aldrin.

Tales imágenes fueron tomadas entre el 11 y el 15 de julio y publicadas hace poco por la NASA.

Mark Robinson a cargo de LROC de la Universidad Estatal de Arizona comenta "El equipo de LROC esperaba con ansias cada una de las imágenes". "Estábamos interesados en observar las etapas del descenso del módulo lunar, por lo que ello representan y para saber como era el enfoque de la cámara."

El hombre sí conquistó la Luna , a mí me parece

Una de las imágenes no revela si la bandera permanece en pie todavía o no. De acuerdo a Robinson, no se sabe si sera visible o no en futuras imágenes, añadiendo que posiblemente la bandera del Apolo XI fue derribada por uno de los impulsores cuando la nave abandono la Luna.

En tanto las misiones de la India y Japón también han captado fotografías del lugar donde se llevo a cabo la misión Apolo XI, sin tener una resolución como las proporcionadas por LRO.

A la vez la cámara del LRO llamada LROC tomo fotografías de cinco de las misiones Apolo, faltando las de Apolo XII, que se tomaran en las siguientes semanas.

Los módulos lunares de tales lugares son visibles en forma de puntos, en los cuales se aprecian las sombras.

Destacan los de la misión Apolo XIV, que incluyen los instrumentos científicos empleados y huellas de los astronautas.

Conforme el Orbitador de Reconocimiento Lunar descienda a una órbita menor, las imágenes aumentaran en su calidad proporcionando así una visión más cercana de los lugares de alunizaje.

Tales fotografías también servirán para mostrar a los científicos sobre si ha habido cambios en tales lugares: nuevos cráteres o como les ha afectado el entorno de la Luna a los instrumentos dejados, además de que sera útiles para hacer un mapa topográfico.

La sonda Orbitador de Reconocimiento Lunar con un costo de 540 millones de dólares, fue lanzada el 18 de junio y durante un año se encargara de distintos estudios científicos.

El Orbitador de Reconocimiento Lunar (LRO) ha enviado hace unos días imágenes de los lugares donde alunizaron las misiones Apolo que destacan por su importancia histórica.

Sin embargo un instrumento a bordo del LRO corre el riesgo de resultar dañado si se continua con esta actividad.

El Altímetro Láser Orbital Lunar (LOLA) instrumento que emite pulsos de rayo láser sobre la superficie con la intención de crear un mapa topográfico de la superficie lunar es apagado cada vez que se atraviesa uno de los lugares donde las misiones Apolo descendieron, todo ello para evitar que el rebote del láser sobre uno de los espejos retro-reflectores dejado por los astronautas dañe a LOLA.

Don Mitchell, propietario de una una compañía consultora en software que escribe un libro sobre la exploración Soviética en Venus, comenta en su blog sobre el problema, argumentando que si un rayo de los que emite LOL impactará sobre uno de los espejos, "el haz de luz rebotado sería 1000 veces superior al umbral de daño del detector".

El Altímetro Láser Orbital Lunar esta basado en dos instrumentos: el Altímetro Láser Orbitador de Marte (MOLA), que sobrevoló la superficie del planeta rojo en la Mars Global Surveyor; y del Altímetro Láser de Mercurio (MLA), que usa actualmente el MESSENGER. LOLA tiene la misma labor que ambos instrumentos, pero posee una precisión vertical de tres a cinco veces mayor y de largo catorce veces más a lo largo del terreno que sobrevuele la nave.

En tanto que los experimentos Retro-reflectores de Alcance Láser realizados durante las misiones Apolo XI, XIV y XV constan de distintos reflectores que hacen rebotar la luz de un rayo incidente en la dirección que proceden.

Desde que se colocaron los reflectores, el Observatorio McDonald en Texas ha lanzado lásers a estos espejos y han medido los tiempos en que es devuelto el láser.

Con tales mediciones se pueden obtener datos preciso de la órbita del satélite, el índice en la Luna retrocede de la Tierra (actualmente 3.8 centímetros) además de las variaciones en la rotación de la Luna.

Son los únicos experimentos que siguen en funcionamiento desde que la misiones Apolo terminaron. Los científicos rusos también colocaron reflectores como parte del programa Lunokhod.

David E. Smith, encargado de LOLA, ha confirmado que el instrumento se apaga sobre los lugares donde estuvieron las misiones Apolo y Lunokhod. Los rusos han aportado información sobre las posiciones de los alunizajes.

Lunokhod-2 ha sido ubicado y es estudiado también desde la tierra. Lunokhod-1 no se ha encontrado y no se tiene la certeza sobre si su reflector esta desplegado.

Aunque tal información es posible obtener evidencia para refutar a conspiranoicos pero no debe ser razón para dañar los instrumentos.

A cuarenta años de la llegada del hombre a la Luna, se presenta una oportunidad para poder valorar los logros y la tenacidad de la humanidad.

El programa Apolo, responsable de la misión Apolo 11, marca un hito en el desarrollo tecnológico

Para poder celebrarlo la NASA ha puesto a disposición del público diferentes experiencias multimedia que servirán para rememorar importante avance.

Cápsulas de audio

Con grabaciones desde el día 16 de julio y que finalizan el 24 del mismo mes es posible reproducir el audio en tiempo real de la misión.

Nuevas fotografías del lugar de alunizaje

Coincidiendo con la misión Lunar Reconnaissance Orbiter se han obtenido nuevas y sorprendentes fotografías del lugar donde descendió la misión Apolo, incluyendo las huellas de los astronautas.

Restauración del histórico vídeo del aterrizaje

Después de haber grabado las cintas del aterrizaje originales en alta resolución, la NASA ha restaurado la grabación realizada para la televisión. Paulatino a esto se han publicado clips con los momentos claves en la misión.

Audio que en la Tierra no se escuchó durante la misión

Las grabaciones a bordo de la misión en ocasiones son distorsionadas y fuera de orden cronológico, pero apasionantes, sin duda.

Astronautas del Apolo 11 comparten sus pensamientos

La tripulación de la misión hará uso de la palabra en un evento con entradas agotadas en el National Air and Space Museum en Washington, DC., para aquellos interesados podrán seguir la transmisión en vivo por NASA TV a las 8 pm GMT el 19 de julio.

Conferencia de prensa

La tripulación del Apolo 11, también tomara la palabra en una conferencia de prensa a realizarse en la sede de la NASA de 9:30 a 10:30 GMT el 20 de julio, transmitida también en directo por NASA TV.

Para consultar la lista completa de eventos y estar al tanto de todas las actividades puede revisarse el sitio de Apollo 40th Anniversary, por cierto aquellos convencidos e iluminados tienen toda la razón: el hombre no llegó a la Luna y se trata de una

Poco se comenta de la última misión tripulada a la Luna y por lo tanto de los últimos humanos en pisar nuestro satélite.

Apollo 17 despegó hacia el espacio un 7 de diciembre de 1972 impulsado por un cohete Saturno V desde el Kennedy Space Center en Florida (Estados Unidos.

La misión estuvo compuesta por el Comandante Eugene A. Cernan, (veterano de la misión Gemini 9 y Apolo 10), el piloto del Módulo Lunar y geólogo Harrison H. Schmitt y el piloto del módulo de mando Ronald E. Evans.

Rover

Al igual que sus antecesoras, consistió en la exploración, pruebas científicas, instalación de equipos de medición, incluyendo la recolección de 110 kilogramos de muestras de rocas lunares, pero además la instalación de un ALSEP (Apollo Lunar Surface Experiments Package) con varios instrumentos:

Gravímetro de superficie para analizar la atracción que el Sol y la Tierra ejercen sobre la Luna.

Un medidor de masas, velocidad y frecuencia de caída de meteoritos además de la erosión del material que es expulsado por el impacto.

Un aparato para determinar el perfil sísimico por medio de cargas explosivas.

Un medidor de composición atmosférica lunar próxima a la superficie.
También se incluía una sonda lunar dentro del SIM (Scientific Instrument Module) que, usando un radar de baja frecuencia, logró determinar la naturaleza de las rocas lunares y estructuras debajo de mares y grietas hasta los 1.300 metros de profundidad.

Un espectrómetro de rayos ultravioleta y un radiómetro de rayos infrarojos para lograr un mapa térmico del a Luna.

Por último, se instaló:

Un aparato con el fin de investigar la existencia de agua debajo de la superficie lunar

Otro gravímetro esta vez móvil, sobre el vehículo lunar.

Un aparato para el sondeo de neutrones con el fin de medir el ritmo de captura de neutrones secundarios de baja energía de rayos cósmicos, en relación con la profundidad del suelo lunar.

Aunque se hable poco de la misión, Apollo 17 consiguió varios records y algunos logros que están totalmente insertados en la cultura popular actual.

Casi 75 horas en la Luna, 7 horas ininterrumpidas en la superficie lunar y 22 horas, 5 minutos explorando el satélite. Fue esta la misión que logró la foto más famosa y más vista de nuestro planeta Tierra, la “canica azul”:

Tierra

Desde la salida del módulo lunar de nuestro satélite el 15 de diciembre de 1972 para luego acoplarse con el orbitador y emprender el regreso a la Tierra, nadie más puso un pie en la Luna.

El hombre sí conquistó la Luna , a mí me parece

Fue Eugene Cernan el último en subir al módulo lunar y decir:

A medida que tomo el último paso del hombre en la superficie y de regreso a casa por un buen tiempo, pero espero que no demasiado, quiero decir lo que yo creo que la historia recordará:

Este es el reto estadounidense de hoy que forjará el destino del hombre del mañana.

Y a medida que dejamos la Luna desde Taurus-Littrow, nos vamos como llegamos y dios mediante, regresaremos con paz y esperanza para la humanidad.

Dios acompañe a la tripulación de Apollo 17.

 Curiosidades de los preparativos de la misión en tierra....

Suspendidos por cuerdas , los futuros astronautas ,fueron levantados a unos 60 metros de altura se tuvieron que enfrentar a algo que bautizaron como Excursión Lunar Module (LEMS), un simulador de “alta tecnología” que creaba de forma artificial un entorno similar al que los astronautas se encontrarían en la Luna.

Mientras tanto, la NASA desarrollaba el Lunar Orbit and Let-Down Approach Simulator (LOLA), otro simulador que le costó a la agencia 2 millones de dólares de la época.

Un sistema que permitiría a los pilotos de los modules de descenso enfrentarse a las supuestas condiciones que experimentarían antes de tomar contacto con la superficie lunar.

Esta máquina contaba con una cabina, un sistema de circuito cerrado de televisión y cuatro grandes murales o maquetas que representan porciones de la superficie lunar, vistas desde diferentes alturas.

Se crearon gran cantidad de proyectos que pretendían demostrar el éxito del ambicioso programa Apolo.

Y es que debido a que en la Luna experimentarían una sexta parte de la gravedad terrestre, los astronautas tendrían que aprender a moverse en la superficie así como aterrizar en la Luna.

Proyecto LOLA o Lunar Orbit and Landing Approach era un simulador construido en Langley Research Center para estudiar los problemas relacionados con el aterrizaje en la superficie lunar. Un proyecto complejo que costó cerca de 2 millones de dólares.

Pero tras la llegada del Apolo XI a la Luna todos estos proyectos mostraron ser realmente inútiles, los paseos lunares eran completamente diferentes a los entrenamientos suspendidos mediante cuerdas y arneses, mientras que durante el aterrizaje se comprobó que los problemas previstos por la NASA, la escasa gravedad o las duras condiciones lumínicas no eran tales.

El simulador LOLA fue cancelado tras el regreso de Neil Armstrong a nuestro planeta.

Fuentes: http://alt1040.com   NASA