25 errores de negocios históricos

Algunas veces se nos escapan grandes negocios de las manos les dejo aquí 10 errores empresariales históricos , para que mediten .... y no se queden de brazos cruzados.

10 errores de negocios históricos
1-El ‘no' a los Beatles y a Steve Jobs :

 El 13 de diciembre de 1961, Mike Smith (junto a Dick Rowe, ejecutivo de análisis de nuevos talentos de la oficina de Decca Records en Londres) viajó a Liverpool para ver a una nueva banda de rock&roll. Creyó que tenían talento y los invitaron a una audición el día de Año nuevo de 1962.

El grupo viajó a Londres y se pasó dos horas tocando 15 canciones diferentes en los estudios de Decca. Luego se fueron a casa y esperaron una respuesta.

Por semanas. Rowe rechazó al grupo con estas palabras: “Para no perder tiempo, Sr. Epstein, no nos gusta el sonido de sus muchachos.

Los grupos están acabados, especialmente los cuartetos con guitarras están muertos”.

Steve Jobs 

La figura de Steve Jobs también ha dado lugar a célebres anécdotas como el “NO” rotundo del presidente de Atari Joe Keenan a la oferta de Jobs para venderle los derechos de la primera computadora de Apple en 1976.

O el contundente “no os necesitamos, ni si quiera has terminado la universidad” de Hewlett Packard por el mismo motivo.

Seguramente, a día de hoy, Atari y Hewlett Packard aún estarán preguntándose por qué no apostaron en su día por la oferta de un joven emprendedor de 21 llamado Steve Jobs, que años más tarde se convertiría en un visionario y un genio creativo.

McAffee y Norton también lideran este ranking de frases míticas con sus predicciones sobre el futuro de los virus informáticos. McAffe llegó a decir en 1988: “el problema de los virus es pasajero y durará un par de años”, pero la más sorprendente la protagoniza la compañía Norton cuando en 1988 aseguró que los virus informáticos eran una leyenda urbana.

En este caso, no hay mal que por bien no venga, ya que el error en sus predicciones las ha catapultado entre las principales compañías de desarrollo de software antivirus.

Pero terminamos este breve repaso de frases míticas de la tecnología, con otra cita en torno al futuro de Internet, otro de los temas que más frases mítica a generado. Esta vez de la mano de Guy Kawasaki, cuando en 1996 rechazó el puesto de CEO argumentando:

¿Cómo piensas hacer negocio con un buscador?” Seguramente, Kawasaki no hubiera rechazado el puesto si hubiera confiado en este modelo de negocio clave para el posicionamiento de cualquier negocio en Internet.

2-La venta de M*A*S*H:

Nadie en la 20th Century Fox esperaba demasiado de la serie M*A*S*H cuando se lanzó allá por 1972. Se trataba simplemente de lanzar una serie light de la película de mismo nombre. Tres años más tarde, la compañía pasaba por apuros y decidió que lo mejor sería vender los derechos de la serie a la TV local, con la condición de que comenzaran a explotarlos a partir de 1979.

El trato le reportó a la Fox nada menos que un millón de dólares, lo que fue considerado un gran éxito.

Sin embargo, en 1979 la serie estaba en el punto de mayor popularidad, convirtiéndose por aquel entonces en una de las más vistas de toda la historia y generando a las TV locales un millón de dólares por cada capítulo emitido. En total fueron 168 capítulos.


3-¿Para qué sirve un teléfono?: 

En 1876, Gardiner Greene Hubbard, un hombre de negocios de Bostón quiso venderle a William Orton, presidente de la Western Union Telegraph Company, la patente de un invento que había ayudado a financiar.

Su nombre era ‘teléfono’ y el precio, 100.000 dólares.

La respuesta de Orton al propietario de la patente es para enmarcar: “Sr. Bell, tras sopesar detenidamente su propuesta, que no deja de ser una interesante novedad, hemos llegado a la conclusión de no ofrece posibilidades de comercialización…

¿Qué uso puede darle esta compañía a un juguete eléctrico?”. El resto lo conocemos todos.

El aparato no tiene valor alguno para nosotros”. No creo que a estas alturas del siglo XXI en plena era digital  haga falta esgrimir ningún argumento para demostrar las pocas esperanzas que tenían en un invento que 137 años después ha transformado por completo nuestro entorno y la experiencia en las comunicaciones.

En la misma línea, 23 años después, Charles H. Duell de la Oficina de Patentes y marcas de los Estados Unidos, auguró el fin de los inventos de la humanidad al afirmar en 1899 que todo lo que podía inventarse, ya se ha inventado.

Con toda seguridad Duell entraría en estado de shock si pudiera comprobar con sus propios ojos lo equivocado que estaba tras el despegue fulgurante de la tecnología desde principios del siglo XX hasta la actualidad. Por imposible que parezca, aunque creamos superar lo ya hecho, cada día la tecnología nos sorprende con un nuevo hallazgo.

4-La cerveza definitiva: 

 En 1970, Schlitz era la segunda cerveza de EEUU. Había sido la primera hasta 1957, momento en que fue superada por Budweiser.

A Robert Uihlein Jr., jefe de la empresa por entonces se le ocurrió una idea genial para recuperar el liderato: producir cerveza más barata en menos tiempo, recortando el coste de los ingredientes y acelerando el proceso de producción.

Dicho y hecho, Uihlein cambió la malta de cebada por jarabe de maíz, que era más barato, y el tipo de estabilizador de espuma, para adaptarse a la nueva normativa que obligaba a reflejar el tipo de estabilizador en las etiquetas.

Logró reducir el tiempo de producción de 40 a 15 días. Éxito inmediato… y efímero. La cerveza elaborada por Uihlein tenía la propiedad de irse deteriorando con el tiempo, creando una gelatina muy parecido al moco en el fondo. La ruina estaba al caer.


5-¡Mi creación es inmortal!: 

 En 1912, Henry Ford, el magnate de la industria automovilística estadounidense, volvía de un viaje por Europa y al llegar a su factoría se encontró con una sorpresa: sus ingenieros habían construido una versión mejorada de su buque insignia, el Model T.

Tras unos segundos de inspección, Ford sacó las manos de los bolsillos y comenzó a destruir personalmente el vehículo, gritando a los cuatro vientos algo así como “el modelo T es mi creación personal y es lo que los americanos quieren, jamás morirán, nadie tiene derecho a modificar mi invento”.

Y, efectivamente, durante una década fue así, el modelo T no encontró competidor, manteniendo la primacía de Ford en el mercado. Sin embargo, la competencia trabajaba duro en investigación y desarrollo, todo lo contrario que Ford, que básicamente se limiitaba a cambiar el color de los modelos.

En 1925 Chevrolet daba el golpe, con un nuevo auto que inmediatamente atrajo la atención de los usuarios y redujo las ventas de Ford prácticamente a la mitad. Chevrolet se aupó al liderato. Ford jamás recuperó esa posición.

La industria del automóvil tampoco escapa a la lista de frases míticas. Basta recordar las razones que planteó el presidente del Banco de Michigan al abogado de Henry Ford para no invertir en la compañía en 1903:

El caballo está aquí para quedarse, pero el carro es sólo una novedad, una moda pasajera“. Obviamente, el banquero orgulloso de su caballo, tampoco dio en el blanco con su elocuente afirmación.

Pero si hay un sector de la tecnología que más frases míticas registra, ese es el de la programación.

Con toda seguridad si el editor Prentice Hall estuviera hoy entre nosotros y hubiera conocido de primera mano la evolución del procesamiento de datos y el potencial que representa el Big Data actualmente, quizá se lo hubiera pensado dos veces antes de sentenciar en 1957: “He viajado a lo largo y ancho de todo el país y he hablado con los mejores expertos, y puedo asegurarles que el procesado de datos no es más que un capricho que no pasará de finales de año”.


6-Olfato periodístico:

En 1972, el ‘Washington Post‘ le ofrecía al ‘Chronicle‘ de San Francisco la oportunidad de compartir una serie de artículos que dos reporteros llamados Bob Woodward y Carl Bernstein andaban publicando acerca de un affaire en el cuartel general de los demócratas en Washington, el hotel Watergate. Carlos Thieriot, su propietario, dijo ‘no’:

“Esa historia no despertará ningún interés en la Costa Oeste” sentenció, dejando vía libre a su rival, el ‘San Francisco Examiner‘, que se hizo los derechos por la impresionante suma de… 500 dólares.


7-Compre hoy y pague mañana, si paga: 

A mediados de los setenta, los ejecutivos de la WT Grant, una de las mayores cadenas de tiendas de EEUUWT Grant concedió 800 millones de dólares en créditos hasta su ruina en 1977.


8-¿Negros y civilizados?: 

En 1984, el actor Bill Cosby le propuso a la ABC una serie protagonizada por una familia de raza negra y de clase media alta.

La respuesta: “Los espectadores jamás aceptarían una serie poco realista de negros profesionales, ricos e instruidos”. ¿Te acuerdas de ‘El show de Cosby‘? Se convirtió en la serie más seguida y más rentable de la TV. De la mano de la NBC.


9-A la competencia, ni agua: 

En una ocasión, IBM le solicitó a Bill Gates el desarrollo de un nuevo sistema operativo para una línea de ordenadores que estaba a punto de lanzar. Gates trabajaba en aquel entonces para Digital Research, y convocó una reunión entre su jefe, Gary Kildall, e IBM.

Finalmente, Kildall no pudo asistir, pero envió a su esposa. Ésta entendió que lo que IBM pretendía era que su empresa le facilitara el código de sus propios sistemas operativos para integrarlos en el suyo, lo cual daría lugar a un importante competidor.

Rechazó el negocio.

Poco tiempo después, y ya sin Digital Research, Bill Gates presentaba DOS, el programa que puso a Microsoft en el mapa.


10-El ‘no’ a ET:

 En 1981, Universal Studios llamó a los hermanos Mars y le pidió permiso para usar sus pastillas M&M’s en una nueva película.

Era (y es) una práctica común llegar a acuerdos con marcas para ganar algún dinero o promoción extra. Mars dijo ‘no’.

La película era ‘ET, el extraterrestre‘ y el producto que se utilizó al final, Reese’s Pieces de Hershey’s (las pastillas con las que Elliot atrae a ET a la casa) triplicó sus ventas apenas dos semanas después del estreno de la película.

“Ha sido una gran promoción para nosotros, que nos hubiera costado 15 o 20 millones de dólares”, la compañía dixit.


11- Walt Disney:

En 1919 Walt Disney fue despedido del diario local Kansas City Star, según su editor, porque “le faltaba imaginación y no tenía buenas ideas”.

Aunque no fue su único fracaso ya que, poco después, Disney compró Laugh-O-Gram, un estudio de animación que acabaría en bancarrota.

Finalmente, se estableció con su hermano en Hollywood, donde empezaron a crear dibujos animados de éxito y, en 1923 nació The Walt Disney Company, que logró convertirse en una de las compañías de comunicación y entretenimiento más grandes del mundo.


12- JK Rowling:

JK Rowling tenía un puesto de secretaria en sede londinense de Amnistía Internacional, pero pasaba la mayor parte del tiempo soñando con hacerse escritora.

En secreto, escribía historias en el ordenador de la oficina e imaginaba las historias de un joven mago llamado Harry Potter.

A pesar de que sus jefes terminaron por cansarse y la echaron, la indemnización que recibió le permitió mantenerse durante los años siguientes, hasta que decidió dedicarse de forma profesional a la escritura.

Actualmente es mundialmente conocida por escribir la saga de libros más exitosa de todos los tiempos, y que lograron convertirla en multimillonaria.


13- Michael Bloomberg:

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, era socio del banco de inversión Salomon Brothers pero, en 1998, la entidad fue adquirida por Citigroup. Bloomberg abandonó su puesto, aunque no sin llevarse una buena indemnización.

Un dinero que utilizó para empezar su propia compañía de información y servicios financieros, Bloomberg L.P., y que logró llevarle hasta el puesto 18 de la lista de personas más ricas de Estados Unidos. Además, fue nombrado alcalde de Nueva York.


14- Anna Wintour:

La reconocida editora de Vogue, Anna Wintour, empezó su carrera en Nueva York como editora de moda junior en Harper’s Bazaar. Los problemas empezaron cuando Wintour decidió introducir cambios innovadores, pero que el redactor jefe Tony Mazalla consideró demasiado atrevidos.

Después de nueve meses en su puesto fue despedida.

Pero lejos de dejarse derrotar por este despido, para Wintour fue una gran experiencia de aprendizaje, además de que siguió manteniendo su propio estilo personal.

Poco después de ser despedida de Harper’s fue nombrada editora de moda de Viva. “Les recomiendo a todos que sean despedidos”, comentó Wintour a un grupo de estudiantes.


15-Madonna:

La reina del pop se mudó a Nueva York después de abandonar la universidad para hacerse una estrella, pero sus inicios no fueron nada fáciles.

Para ganar algo de dinero, empezó a trabajar en el Dunkin’ Donuts de Times Square, pero no duró ni un día, ya que fue despedida después de rociar con gelatina a todos los clientes.

Después de pasar por numerosos restaurantes de comida rápida, Madonna consiguió finalmente entrar en la escena punk rock de Nueva York en 1979.


16- Oprah Winfrey:

Oprah Winfrey trabajaba como reportera en los informativos de la noche de la cadena de Baltimore WJZ-TV, pero no podía evitar involucrarse emocionalmente con las historias que relataba.

El productor de la cadena se cansó de tanto sentimentalismo y la despidió, aunque le ofreció un papel en otro programa del canal.

Aunque al principio fue duro para Oprah, su pesimismo se fue disipando cuando su programa, People Are Talking, se convirtió en un enorme éxito. Fue el principio del reconocimiento de Oprah como la estrella de los talk-shows.


17-Jerry Seinfeld:

Antes de convertirse en una estrella del humor, Jerry Seinfeld tenía un papel en una comedia llamada Benson.

A los productores no les gustaba su forma de actuar y, después de tres episodios fue despedido.

El problema es que nadie se molestó en contárselo a Seinfeld y no lo supo hasta que un día, al buscar su papel en el guión, no lo encontró.

A pesar de la humillación, Seinfeld volvió a actuar en pequeños clubs de comedia hasta que un cazatalentos de Tonight Show le conoció y le invitó a aparecer en el programa.

Desde ese momento, su carrera empezó a despegar.


18- Truman Capote:

Capote abandonó el instituto para trabajar como chico de las fotocopias en el New Yorker, mientras soñaba con que algún día le publicarían algo en esa prestigiosa revista.

Dos años después, Capote acudió a una lectura del poeta Robert Frost pero, debido a un resfriado, tuvo que abandonar la sala en mitad de la conferencia.

Frost se sintió insultado y pidió a la revista que despidiera al joven Capote. Este despido no llegó a afectar a su carrera y, después de escribir historias cortas para revistas como Harper’s Bazaar y Mademoiselle, publicó su primera novela.


19-Robert Redford:

Robert Redford era un trabajador poco cualificado de Standard Oil, pero su supervisor le encontró durmiendo.

En lugar de despedirle, le enviaron a otro departamento, pero seguía siendo un desastre, así que finalmente le invitaron a abandonar la empresa.

Un despido que le animó para seguir con sus sueños y, después de ir a la Universidad de Colorado, se mudó a Nueva York para hacerse actor.


20-Lee Iacocca:

Lee Iacocca logró llegar a la cima de Ford Motor Company pero, después de unas cuantas ideas malas, fue despedido.

Pronto fue captado porChrysler, que por entonces estaba en una situación bastante comprometida.

Pero gracias a un préstamo que Iacocca consiguió del gobierno, resucitó a la compañía, aportó algunas ideas que fueron ignoradas en Ford y ocupó el puesto de CEO de Chrysler hasta 1992.


21- Bernie Marcus y Arthur Blank:

Bernie Marcus y Arthur Blank fueron despedidos de Handy Dan, una cadena de reformas, y pronto decidieron lanzar su propia tienda de reformas basadas en las ideas que tuvieron mientras trabajaban para Handy Dan.

De este dúo nacióHome Depot, una tienda de descuentos que, en menos de una década, abrió más de 100 tiendas y consiguió más de 2.700 millones en ventas.


22- Howard Stern:

Howard Stern se empezó a hacer un nombre como DJ polémico en la WNBC, pero un chiste demasiado subido de tono pudo con la paciencia de los directivos de la NBC y le despidieron.

Pronto encontró XM, donde se sentía más seguro y, después de su debut, millones de fans incondicionales se enganchaban a la radio para oír su programa. Ahora, gana unos 70 millones de dólares al año.


23- Elvis Presley:

El rey del rock ‘n’ roll, además de éxitos vivió algún que otro fracaso.

Después de una actuación en Nashville, el encargado de la sala le dijo que debería volver a su carrera de conductor de camiones y dejar el espectáculo.

Un comentario que no amedrentó a Elvis, quien siguió dando conciertos y pronto se convertiría en la estrella más importante de la música moderna.


24- Thomas Edison:

Edison trabajaba en una oficina de Western Union, donde realizaba experimentos en secreto.

Después de derramar ácido en el suelo, en 1867, fue despedido, y decidió dedicarse a inventar a tiempo completo. Su primera patente llegaría tan solo dos años después.


25- Mark Cuban:

Uno de los primeros trabajos de Mak Cuban después de dejar la universidad fue en una tienda de ordenadores como vendedor.

Después de olvidarse de abrir la tienda porque estaba ocupado con un cliente potencial de la empresa que estaba desarrollando, sus jefes le echaron.

Fue la última vez que trabajaría para alguien, ya que después creó su propia compañía, MicroSolutions, con la que ha conseguido amasar una fortuna de más de 2.400 millones de dólares.

VCN: Ballenas con 200 años de edad

 ... También es un factor el entorno gélido en el que habitan, los mares árticos, donde sobreviven gracias a que su enorme cabeza de 5 metros de largo (hasta el ...


La lepra se puede curar y sin dejar secuelas | VCN

 ... La noticia buena es que desde hace un cuarto de siglo, la percepción social de esta enfermedad ha cambiado gracias a la terapia combinada ...


Los castrati,muy apreciados en la música barroca | VCN

1... En la actualidad, los contratenores consiguen una voz muy aguda gracias a ejercitar sólo una parte de las cuerdas vocales. Un castrato es un ...

Otros temas en … Vida cotidia nitica