Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

Percepción del tiempo en los animales

Percepción del tiempo en animales
Quizás los animales están atascados en el tiempo y carezcan del sentido de que el tiempo se extiende hacía atrás en el pasado o hacia adelante en el futuro.

De los muchos entes físicos que hay en el Universo el tiempo es probablemente el más misterioso.

Lo podemos medir con la precisión exquisita de los relojes atómicos, podemos referir muchas otras cosas a él, podemos hablar de la flecha del tiempo, de la entropía y de la expansión del Cosmos, pero su esencia se nos escapa.

Los físicos teóricos todavía no saben decir qué es el tiempo

Aunque ellos ya mostraron que el tiempo es relativo, maleable según el sistema de referencia o la presencia de masa. Pero estos conceptos objetivos chocan con nuestra percepción psicológica del tiempo.

En nuestra cabeza creemos de algún modo que el tiempo fluye, cuando en realidad lo que fluye es todo lo demás. También sospechamos que el tiempo probablemente sea la sustancia de la que está hecha la vida.

Una vida limitada siempre a un indeterminado plazo de tiempo, siempre corto. Sobre el tiempo situamos nuestras experiencias pasadas en un pretérito perfecto o imperfecto; y sobre él, en un presente instantáneo, planeamos nuestro futuro pluscuamperfecto.

Sin nuestros recuerdos, sin nuestro pasado, sin nuestra memoria no seríamos nada y nos veríamos abocados, como pacientes de Oliver Sacks, a vivir sólo en un presente de pasado inventado a cada instante.

Ha habido también gente que nos ha contado mitos sobre el efecto de la cultura en esta percepción y la supuesta ausencia del concepto de futuro en ciertas comunidades. Los neurólogos y psicólogos han podido a veces estudiar la percepción del tiempo en humanos.

Probablemente todos los humanos tengamos una percepción del tiempo, si no igual, muy parecida. Pero, ¿y los animales? ¿Podemos aprender de ellos sobre el relativismo psicológico del tiempo? No parece que sea fácil estudiar la mente humana, pero en animales parece todavía más complicado.

Si tiene un perro quizás haya notado que su amigo de cuatro patas se muestra igualmente contento de verle de nuevo transcurridos cinco minutos o cinco horas de haberse ido usted.

 ¿Tiene su perro una idea clara del trascurso del tiempo? Ahora unos investigadores de la Universidad de Western Ontario quizás nos puedan aclarar un poco este asunto.

Según William Roberts y sus colaboradores, que han estudiado ratas de laboratorio, estos animales son capaces de saber cuánto tiempo ha pasado desde que descubrieron un trozo de queso, si es poco o mucho tiempo, pero estos seres no crean recuerdos de cuándo sucedió el descubrimiento.

Es decir, las ratas no pueden situar sus recuerdos en el tiempo.

En estudios previos se había sugerido que las ratas y una especie concreta de pájaro parecían recordar el haber almacenado o descubierto comida, pero no estaba claro que los animales recordaran exactamente cuándo sucedieron esos hechos o cuánto tiempo había pasado desde entonces.

Para encontrar el nuevo resultado estos investigadores diseñaron un experimento en el cual hacían que unas ratas visitaran un laberinto a diferentes horas del día. Algunos de los pasillos de este laberinto contenían bolitas de comida y uno de ellos un deseable trozo de queso.

Después se devolvía a las ratas, en diversas ocasiones, al mismo laberinto con el queso reemplazado por otro tipo de comida.

Sobre tres grupos de ratas se estudió si poseían los conceptos de “cuándo”, “desde hace cuánto tiempo”, o “cuándo y desde hace cuánto tiempo”. Según sus resultados las ratas sólo comprendían hace cuanto tiempo la comida fue encontrada.

Según los investigadores la memoria episódica de las ratas es cualitativamente diferente a la humana, en la que se retiene el momento del pasado en el que sucedió un determinado evento.

Las ratas recuerdan si hicieron algo, como haberse hecho con comida hace unas horas o cinco días. Pero cuanto más tiempo haya pasado de un evento más debilitado estará el recuerdo del mismo, pues la memoria de las ratas se debilita en el transcurso del tiempo.

Aunque las ratas pueden aprender diferentes secuencias de acciones usando vestigios de recuerdos fuertes o débiles como indicadores, y de esta manera responder de diferente manera dependiendo del tiempo trascurrido desde que ocurrió el evento, no recuerdan, sin embargo, que el evento ocurriera en un punto específico del pasado.

Según Roberts el estudio apoya la teoría de que los animales están atascados en el tiempo, y que carecen del sentido de que el tiempo se extiende hacía atrás en el pasado o hacia adelante en el futuro.

Toco madera | VCN

... tiene su verdadero origen en la propia naturaleza, de cuando nuestros antepasados veían caer la fuerza de los elementos sobre los árboles.


¿Qué es el Inconsciente Colectivo? | VCN

 ... El inconsciente colectivo actuaría del mismo modo. Nuestros antepasados ya nos dejaron un aprendizaje y una sabiduría impresa en nosotros ...


Nicaragua , sus 10 principales etnias indígenas | VCN

... Se ven rastros de su herencia africana en sus danzas de punta y Wanaragua, sus tambores sagrados, fábulas Anancy, culto al antepasado, ...

Fuente http://neofronteras.com
Foto: “La persistencia de la memoria” de Salvador Dalí.