Cultura chimpancé es muy antigua

En dos estudios realizados recientemente acerca de la ya famosa cultura del chimpancé , se destacan algunos datos muy interesantes.

Cultura chimpancé es muy antiguaUno de estos datos afirma que los chimpancés usan herramientas de piedras desde hace 4300 años como mínimo y en otro que los chimpancés construyen su cultura de una manera similar a como lo hace el ser humano y que es muy antigua.

Los chimpancés actuales de Costa de Marfil en África occidental (ver foto) son muy habilidosos con las herramientas de piedra.

Usan grandes piedras a la manera de martillo y yunque para cascar nueces y otros alimentos, obteniendo lajas de piedra en el proceso.  

Esta manera de cascar nueces es muy difícil de realizar por humanos con estas mismas herramientas porque se requiere más fuerza que la que el brazo humano puede generar.

El uso de herramientas de piedra fue observado en estos animales en el siglo XIX pero hasta ahora no se sabía si este comportamiento cultural se remontaba a hace mucho tiempo o si lo habían adquirido recientemente por imitación de los humanos.
El arqueólogo Julio Mercader de University of Calgary y su equipo acaban de publicar un artículo en el cual afirman haber encontrado en el sitio de Noulo (lugar del único asentamiento arqueológico de chimpancés conocido), en Costa de Marfil, herramientas de piedra usadas por chimpancés para cascar nueces de más de 4000 años de antigüedad.

Estos investigadores hallaron concretamente 206 piezas de piedra en diversos sitios que recuerdan las piedras y lascas producidas por los chimpancés modernos.

La datación del material del entorno a estos objetos mediante el carbono 14 proporcionó una edad a los mismos de 4300 años.

Para confirmar la naturaleza de estas piedras y estar seguros de que no se habían producido por métodos geológicos naturales se hizo un test de prueba a ciegas con expertos no pertenecientes a este grupo de investigadores, en él cual se mezcló los objetos encontrados con otras piedras formadas mediante procesos geológicos naturales.

Los expertos tenían que averiguar cuáles de ellos eran “artificiales” y cuales no. Los objetos encontrados pasaron la prueba.

Los investigadores determinaron que los artefactos encontrados debían de tener su origen en los chimpancés porque el típico martillo arqueológico de piedra de origen humano no es mayor de 120 milímetros y pesa menos de 400 gramos. Incluso los yunques de piedra del mismo origen raramente superan el kilo de peso.

Pero los martillos encontrados miden de promedio 320 milímetros de longitud y pesan dos kilos.

Para manejar estos martillos se necesitan manos grandes y fuertes para manejarlos que lo humanos no tienen.

Además analizaron los residuos encontrados en estas herramientas para determinar si habían sido utilizadas para cascar las cinco variedades de nueces que los chimpancés suelen cascar y comer, y otras 24 distintas que los humanos consumen.

Determinaron que las herramientas habían sido utilizadas para cascar las del primer tipo.

La antigüedad de las herramientas significa que los chimpancés ya cascaban nueces mucho antes de que los granjeros humanos llegaran a la región, descartando que esta habilidad de los chimpancés fuera copiada de los humanos.

Por tanto habrían desarrollado esta habilidad por ellos mismos. Gracias a este descubrimiento se puede retrotraer esta habilidad a miles de años atrás.

 Los autores sugieren que el uso de estas herramientas de piedra quizás sea una tecnología que se pueda remontar hasta el antepasado común de humanos y chimpancés, en lugar de que haya aparecido de manera independiente en ambas especies o por imitación de una sobre otra.

Cultura chimpancé es muy antigua

A Mercader le gustaría comprobar si hay pruebas de la existencia de este tipo de piedras o similares usadas por los homínidos muy antiguos.

Este estudio confirma que los chimpancés y nuestros antepasados humanos han compartido durante miles de años algunos atributos culturales que una vez se creyeron exclusivamente humanos: transporte de materiales en bruto, selección y preparación de materiales para un trabajo específico y uso proyectado, reocupación habitual de sitios (donde los desperdicios y basuras se acumulan), uso de recursos locales, etc

La técnica de cascar nueces es transmitida socialmente entre los chimpancés. La hazaña de usar martillos y yunques de piedra para cascar piedra nos es fácil de aprender para un chimpancé y requiere de mucho tiempo de aprendizaje.

Este nuevo descubrimiento permite saber el mínimo número de generaciones en las cuales este comportamiento cultural ha sido transmitido.

Precisamente sobre la cultura de estos animales versa el otro trabajo. Históricamente los científicos han creído que las diferencias en el comportamiento entre las distintas colonias de chimpancés se debían a variaciones genéticas.

Un equipo de la Universidad de Liverpool ha descubierto recientemente que se pueden dar variaciones en el comportamiento de las colonias de chimpancés debido a la emigración de individuos de otras colonias.

Esto demuestra que los chimpancés construyen sus cultura de una manera similar a como lo hace el ser humano.

El primatólogo Stephen Lycett explica que se sabía de las diferencias culturales entre colonias, pero nadie sabía por qué.

Se asumía que los jóvenes chimpancés desarrollaban ciertas características de los genes heredados de sus padres, pero no había evidencia clara que apoyara esta idea.

Además se creía que como el comportamiento estaba dictado por la biología, los chimpancés no tenía cultura en el mismo sentido que los humanos.

Mediante la observación de cómo los chimpancés preparan la comida, los investigadores descubrieron que en unas colonias se usaba piedras para cascar nueces, mientras que en otras usaban también herramientas de madera para lo mismo.

Calcularon que este método de preparar la comida se había extendido 4000 km del este al oeste de África en los últimos 100.000 años.

 Además encontraron que con otras técnicas, como la del acicalado, también pasaba lo mismo.

Los investigadores sugieren que la variedad en el comportamiento se debe a cómo los chimpancés socializan entre sí, en lugar de deberse a razones genéticas como antes pensaban algunos expertos.

Para llevar esta teoría más allá, los investigadores construyeron árboles evolutivos teóricos para el comportamiento de estos animales en esas regiones, así como árboles genéticos familiares.

 Esperaban encontrar que aquellos con similitudes genéticas tuvieran similitudes en el comportamiento si se asumía la teoría tradicional.

En su lugar, encontraron que algunos chimpancés tenían los mismos comportamientos culturales que otros individuos con los que no tenían similitudes genéticas.

Según Lycett, esto explica por qué en algunas colonias se usan determinados métodos para encontrar comida, asumiendo determinados comportamientos y adaptándose a diferentes métodos para así ajustarse al entorno.

 En este sentido podemos decir por primera vez que la cultura realmente existe en nuestros parientes más próximos.


Amistad y confianza en chimpancés

Los chimpancés son más proclives a proporcionar recursos a sus amigos que a arriesgarse a que los nos amigos los dejen en la estacada.

Se podría decir que la confianza es la base de la amistad verdadera en humanos, pero un trabajo reciente sostiene que esto también es cierto en chimpancés.

Jan Engelmann (Instituto Max Planck de Evolución Antropológica) y sus colaboradores estudiaron si los chimpancés poseían un patrón de confianza, similar al que tenemos los humanos, hacia congéneres específicos con los que entablan lazos de relación más fuertes.

Sus hallazgos sugieren que esto es efectivamente así y que las características de la amistad humana tienen, por tanto, una historia evolutiva previa que se retrotrae a otros primates.

En estudios anteriores se había mostrado que los chimpancés tienen relaciones que se asemejan a las de la amistad.

Así por ejemplo, estos animales hacen favores preferiblemente a ciertos individuos. La clave estaba en saber si estas relaciones se basan en la confianza como en los humanos.

Para dilucidar este enigma el grupo de investigadores mencionado observo las interacciones entre los 15 miembros (hembras y machos) de grupo de chimpancés del santuario Sweetwaters en Kenia durante 5 meses.

Fijándose en el acicalamiento mutuo, en el tiempo que pasaban junto a otros y con quién comían, los investigadores pudieron identificar las distintas relaciones de amistad.

Entonces los investigadores pidieron a los chimpancés que jugaran por parejas a una versión del juego que en humanos se denomina el juego de la confianza, tanto entre dos chimpancés amigos como entre dos chimpancés no amigos.

En el juego una pareja de chimpancés estaba en habitaciones distintas, uno de los animales tenían la posibilidad de tirar de una cuerda de la “no confianza” o de una cuerda de “la confianza”.

En el primer caso, cuando el sujeto a estudiar tiraba de la cuerda, se conseguía acceso a una comida (tres plátanos) que no le gustaba especialmente.

Cuando tiraba de la otra cuerda, era el otro chimpancé el que conseguía acceso, pero a una comida mucho más tentadora (tres manzanas) y con la opción de que ese otro chimpancé le diera acceso más tarde. 

La cuerda de la confianza ofrecía, por tanto, un resultado ganador para ambos, pero sólo si se confiaba en que el otro chimpancé le devolviera el favor.

Cada chimpancé jugó a este juego 12 veces con sus amigos y otras 12 con no amigos. Los resultados mostraron que los chimpancés exhibían mucha más confianza con sus amigos (tirando de la cuerda de la confianza) que con los no amigos.

Los chimpancés eran, por tanto, más proclives a proporcionar recursos a sus amigos que a arriesgarse a que los nos amigos los dejaran en la estacada.

Este resultado sugiere que el concepto de amistad que tenemos entre los humanos no es exclusivo de nosotros y que otros animales, como los chimpancés, crean relaciones emocionales con algunos de sus congéneres.

Esta relación es similar a la que se da entre humanos.

Este grupo de investigadores quiere seguir investigando el asunto para saber si otras características humanas están también presentes entre los chimpancés, como la de ofrecer ayuda desinteresada a los amigos.

El 4 es el número de la muerte en China | VCN

 ... Si quieres tener suerte no elijas el número 4. Es lo que dicen los chinos, ¿Por qué? El motivo reside en la fonética, puesto que el número 4 en ...


La Casa Blanca casi fue pintada de negro | VCN

... ¿Quieres saber por qué? Cuando la Casa Blanca estuvo a punto de convertirse en la Casa Negra 7 de diciembre de 1941. Pearl Harbour ...


Alta probabilidad para la vida en otros planetas | VCN

... El problema es que las respuestas no han convencido demasiado al público; que en pocas palabras quiere saber, y a ser posible ver, a un...