Los nazis , ocultistas en creencias y política ( Parte 1 )

El triunfo del partido nazi fue en gran manera posible gracias a una sistemática campaña de lavado masivo de cerebros, para convencer a la mayoría del pueblo alemán de que era ellos, eran los herederos de los dioses, de acuerdo con la cosmogonía creada por Von Liebenfels a principios de siglo XX.

Muchos miembros de alto rango del régimen nazi, incluyendo a Hitler, pero especialmente Himmler y Hess, mantuvieron enrevesadas creencias ocultistas.

Motivados por tales creencias, los alemanes enviaron una expedición a Tibet entre 1938 y 1939 ante la invitación del gobierno tibetano a asistir a las celebración de Losar        

Los nazis ... ocultistas en creencias y política

Weltanschauung es una compleja cosmogonía imaginada por Jörg Lanz von Liebenfels a principios del siglo XX. Nacido el 1 de mayo de 1872 e influido por la obra de Guido von List y Helena P. Blavatsky, Von Liebenfels había vestido hábito cistercense con solo 19 años.

De ahí el notable conocimiento de la Biblia que muestran sus escritos y su familiaridad con los movimientos sectarios del cristianismo -gnósticos, dualistas, templarios, rosacruces, etc..

Con posterioridad a su abandono del Císter, introdujo un elemento nuevo en sus teorías esotérico-teológico-sociales: la veta cristiana, según la cual Cristo -Frauja, según su nombre germánico antiguo- era un iniciado ario que se opuso a las fuerzas oscuras representadas por la sinagoga judía.

A este pueblo y a muchos movimientos sociales Von Liebenfels otorgaba un grado biológico-existencial inferior al humano: mientras los arios eran descendientes de los dioses, los supuestos colectivos inferiores procedían de los monos.

Con esta pirueta incorporaba de un solo golpe la temática evolucionista a sus delirios místico-teosóficos, de un lado, e introducía, de otro, la antropología y la zoología como ciencias de apoyo a su Weltanschauung.

El producto de todo esto sería la “teozoología”, de la que un libro de título ampuloso y enigmático, Teozoología o Los simios de Sodoma y el electrón de los dioses, sería su Biblia. Casi nada.

Con el paso de los años, Von Liebenfels contactaría con otros esoteristas alemanes, con los que se reuniría para debatir sus insólitas teorías, en las que mezclaba la Biblia, el ocultismo ario, los mahatmas hinduistas y la pureza racial.

Sin embargo, pese al sin sentido de muchos de sus postulados, Von Liebenfels terminó materializando sus delirantes conjeturas en una publicación, Ostara (nombre de la Pascua alemana, originado en una antigua divinidad indogermánica), cuyo primer ejemplar vio la luz en 1905.

Durante dos décadas y en dos series (la primera, de 1905 a 1917, está compuesta por 89 números y la segunda, de 1922 a 1927, por 101) Ostara divulgó las pintorescas teorías teosófico-teológico-raciales que tanto influirían en uno de sus jóvenes lectores, un muchacho que por aquella época se dedicaba a pintar cuadros en una pobre pensión de Viena, donde devoró todos los números atrasados de Ostara que había solicitado personalmente a Von Liebenfels.

Este se los regaló, impresionado por el evidente interés de aquel joven, de escasos recursos económicos pero carismática personalidad. El nombre de ese muchacho era Adolf Hitler.

Los nazis ... ocultistas en creencias y política ( Parte 1 )

Nazis ... ocultistas en su creencia y política ( Parte 2 )

Nazis ... ocultistas en su creencia y política ( Parte 3 )

 Attribution 3.0 Unported (CC BY 3.0) ☺
Otros temas interesantes en  …Vida cotidia nitica