Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

Invención no es lo mismo que descubrimiento

Invención no es lo mismo que descubrimiento
¿Sabías que, una invención no es lo mismo que un descubrimiento?

En términos generales, una invención es un nuevo producto o proceso que resuelve un problema técnico.

No es lo mismo que un descubrimiento, que consiste en algo que ya existía pero que no se había descubierto.

Piensa, por ejemplo, en el telescopio y las montañas de la luna.

El telescopio es una invención creada en 1608 cuando Hans Lipperhey, un fabricante de anteojos holandés, colocó dos lentes, una convexa y la otra cóncava, en cada extremo de un tubo.

Gracias a la invención del telescopio, los seres humanos (más concretamente, Galileo Galilei) lograron ver suficientemente lejos en el cielo para poder distinguir las montañas de la luna.

Galileo no inventó esas montañas, sino que las descubrió con la ayuda de una invención.

Al igual que las invenciones pueden dar lugar a descubrimientos, un descubrimiento también puede dar lugar a una invención.

Por ejemplo, el descubrimiento de Benjamin Franklin de los efectos eléctricos de los relámpagos lo llevó a inventar el pararrayos alrededor de 1752.

Esta invención se sigue utilizando en la actualidad y ha mejorado mucho la seguridad en los edificios durante las tormentas.

Desde el inicio de los tiempos, los seres humanos del mundo entero no han dejado de inventar.

De hecho, la mayoría de las cosas que ahora nos rodean fueron inventadas por alguien en el pasado.

Sin embargo, estamos tan acostumbrados a utilizarlas que a menudo no las consideramos como invenciones.

Piensa en el alfabeto que estamos utilizando en este mismo momento para comunicarnos.

En el código binario en el que están escritas estas palabras.

En la ropa que llevas puesta. En la silla donde estás sentado.

Todas son invenciones detrás de las cuales se esconde una persona, una mente humana.

¿Cómo saber cuándo se inventó por primera vez una invención?

Muchas invenciones se inventaron miles de años atrás, por lo que puede resultar difícil conocer su origen exacto.

De vez en cuando, los científicos descubren el modelo de una antigua invención y a partir de él logran decirnos exactamente cuántos años tiene y de dónde viene.

Sin embargo, siempre existe la posibilidad de que en el futuro otros científicos descubran en otro lugar un modelo todavía más antiguo de la misma invención.

De hecho, se descubre continuamente la historia de las antiguas invenciones.

Un ejemplo de ello es la alfarería.

Durante años, los arqueólogos pensaron que la alfarería se había inventado en Oriente Próximo (en la zona del Irán moderno), donde se encontraron cántaros del año 9000 antes de Cristo.

Sin embargo, en los años 1960, se encontraron otros cántaros del año 10000 antes de Cristo en la Isla Honshu (Japón).

Siempre existe la posibilidad de que los arqueólogos encuentren, en el futuro, cántaros todavía más antiguos en otros lugares.

Algunas veces los arqueólogos sólo pueden encontrar imágenes o referencias escritas sobre antiguas invenciones.

Si bien los textos y las imágenes demuestran que la invención existió, puede ser difícil determinar a partir de ellos cuándo, dónde y quién la inventó.

Ése es el caso del compás.

Los investigadores han encontrado una descripción clara de un sinan (dispositivo de navegación) en un texto chino de más de dos mil años de antigüedad.

Aunque no se han encontrado modelos reales de dicha invención hasta la fecha, la descripción que ofrece ese texto antiguo nos lleva a pensar que la invención china de esta forma antigua Modelo de sinan, por Susan Silverman.

Cortesía del Smith College, Programa de Historia de la Ciencia y la Tecnología de compás se remonta a 2400 años atrás. Pasaron 1000 años, hasta el siglo XIII, antes de que esta invención fuera introducida en Occidente (a través de los comerciantes árabes).

Los arqueólogos muy afortunados encuentran textos en los que no sólo se mencionan antiguas invenciones sino que también se describen con multitud de detalles e incluso se señala el nombre del inventor y la fecha aproximada de la invención.

En esos casos, se dispone de pruebas concretas sobre cuándo, dónde y quién creó la invención y se puede reconocer adecuadamente al inventor.

Así es, por ejemplo, cómo se pudo descubrir que el ingeniero grecoegipcio Herón de Alejandría creó infinitas máquinas a finales del siglo I antes de Cristo.

Herón, conocido también como mekanicos (hombre máquina), se hizo famoso en aquella época por sus numerosas invenciones, y en particular sus máquinas automáticas, entre ellas una máquina de vapor, una máquina que funcionaba al introducir una moneda en ella y unas puertas automáticas.

En ocasiones, distintas civilizaciones antiguas inventaron objetos muy similares. Por ejemplo, casi todas las civilizaciones antiguas inventaron espejos.

Se han encontrado antiguos espejos de cristal volcánico pulido (obsidiana) en Turquía y Mesoamérica, mientras que espejos de bronce o cobre pulido fueron producidos por los habitantes del Antiguo Egipto, Mesopotamia, China, Grecia, Roma, y el Valle del Indus.

En la época moderna, las patentes nos ayudan a determinar cuándo, dónde y quién ha inventado una invención.


El descubrimiento explica por qué el virus del Ébola es tan mortífero ...
El descubrimiento explica por qué el virus del Ébola es tan mortífero. Sin duda, el nuevo y terrible brote epidémico de virus Ébola en África del ...




60 años del descubrimiento de la estructura del ADN | VCN
60 años del descubrimiento de la estructura del ADN. Un 25 de abril de 1953 se publicaría en Nature un artículo que marcaría un antes y un ...




Una solución duradera al problema de la obesidad | VCN
Investigadores de la Universidad de East Anglia han hecho un descubrimiento en neurociencia que podría ofrecer una solución duradera a los ...

http://www.teinteresasaber.com
http://vidacotidianitica.blogspot.com/
Creative Commons