Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

Misteriosos casos de niños salvajes

Misteriosos casos de niños ferales
Misteriosos casos de niños ferales (salvajes)

Hoy en día, hay individuos en nuestra sociedad que, basándose en las hipótesis de antiguos filósofos, creen en la “naturaleza innata del hombre”, es decir, que desde que nacemos, lo hacemos ya dotados para la vida, y que con el simple hecho de haber nacido, ya estamos capacitados para vivir.

Por otra parte, otras personas opinan que una persona no es más que su historia, en otras palabras, que al fin al cabo somos personas porque tenemos una historia que contar, que todo depende de nuestra cultura.

Para poder demostrar alguna de las hipótesis ya dichas anteriormente, era necesario llevar a cabo un experimento: dejar a su suerte a un recién nacido observándolo desde lejos: una aberración que, gracias al azar, fue posible.

Los niños criados por animales han protagonizado fábulas desde tiempos remotos, como por ejemplo, la de Zeus que fue amamantado por la cabra Amaltea. Pero, a finales de la Edad Media, salieron a la luz casos reales.

El primero fue el hallazgo de un “niño salvaje”, concretamente de un “niño lobo” de 7 años, en Alemania.

Desde entonces, se han estudiado a estos pequeños, observando características comunes entre ellos a pesar de que no tuvieran relación alguna, como por ejemplo, sufrían ataques de ira, desconocían el sentido del pudor, y no solían sonreír o llorar.

Así mismo, caminaban con dificultad, e incluso a cuatro patas al no poder sostenerse erguidos, tenían capacidades auditivas y olfativas muy desarrolladas, y a pesar de no mostrarse sociables con las personas, si lo eran con algunos animales.


Los 7 casos más famosos son:

1-Niño lobo de Hesse: fue encontrado en Alemania con 7 años, y hasta entonces sólo había vivido con lobos. Logró integrarse en la sociedad.

2-Meter Hannover: lo encontraron en Alemania a la edad de 13 años. Fue abandonado en un bosque por su padre.

3-Víctor Aveyron: fue encontrado en Francia a los 11 años, y estuvo aislado hasta entonces en la naturaleza.

4-Kaspar: un hombre lo encerró en un zulo hasta que fue descubierto a los 16 años. Fue víctima de dos intentos de asesinato, siendo el segundo el que acabó con su vida.

5-Kamala y amala: de 2 y 8 años respectivamente, fueron criadas por lobos en la India.

6-Genie: de California, hasta los 13 años estuvo encerrada en un cuarto oscuro atada a una silla por su padre.

7-El caso del niño que sobrevivió 15 años en el Sáhara protegido y alimentado por una manada de avestruces es extraordinario dentro de lo excepcional.

Los casos se clasifican en 3 grupos: los que vivieron en la naturaleza en completa soledad, los que se criaron en compañía de algún animal, y los que fueron condenados a horribles clausuras por parte de un adulto cruel, ya que incluso los animales criaron a estos pequeños como si formaran parte de su camada.

La mayoría de estos niños no llegaron a aprender un idioma, como máximo, palabras sencillas.

Tenían hábitos animales, ya que la mayoría de su infancia, convivieron con ellos, por ejemplo, Amala y Kamala, actuaban exactamente como los lobos: gateaban, no hablaban, comían carne cruda, y bebían lamiendo los líquidos.

De igual manera, han sido víctimas de vejaciones, experimentos y crueles exhibiciones públicas: a algunos, los exhibieron como atracciones de feria, otros padecieron enfermedades por el cambio de dieta.

Incluso, fueron espectadores de crueles “espectáculos”, por ejemplo, Amala y Kamala, presenciaron el asesinato de su madre loba; por todas esas causas, no es de extrañar que intentaran y quisieran escapar de aquellas cárceles que se les habían impuesto.

Ellos no habían necesitado el lenguaje, no habían recibido una educación, pero no por ello no son seres humanos.

A pesar de que no sigan el prototipo de persona que está integrada y consolidad en una sociedad, son seres humanos, a su manera, pero lo son.

Cuando era solo un bebé, el padre de Genie ,decidió que tenía un retraso y la encerró en un pequeño cuarto de su casa en Arcadia, California, atada a una silla con orinal.

Así vivió durante 10 años. En 1970, a los 13 años un trabajador social descubrió su estado.

Apenas podía moverse ni hablar, y escupía permanentemente. Poco a poco aprendió algunas palabras, a leer y hasta desarrolló alguna forma de comportamiento social.

Tras varias adopciones donde sufrió abusos y amenazas, volvió al hospital infantil, donde dejó de hablar de nuevo.

Los fondos para tratar e investigar el caso de Genie se acabaron en 1974 y no se supo qué fue de ella, hasta que un investigador privado la encontró en una instalación para adultos con problemas mentales.

Iván Mishukov, sufrió abusos por parte de su familia y huyó de su casa en Reutov, Rusia, a los cuatro años.

Vivía en la calle mendigando y se hizo amigo de unos perros salvajes, con quienes compartía comida. Al final acabó convirtiéndose en una especie de líder de la manada.

Así vivió durante dos años, hasta que le llevaron a un hogar infantil. Gracias a que tenía que comunicarse para mendigar, cuando le encontraron en 1998 sabía hablar.

Aquello fue clave en su recuperación y hoy vive una vida normal.

A Oxana Malaya la encontraron en Ucrania viviendo con los perros en 1991. Tenía ocho años y llevaba seis, viviendo con ellos.

Sus padres alcohólicos la dejaron fuera una noche y Oxana fue con los perros para tener más calor, un gesto que probablemente salvó su vida.

Cuando la encontraron, se comportaba como un perro, caminaba a cuatro patas y apenas podía comunicarse.

Gracias a una terapia intensiva, Oxana aprendió a hablar y a comportarse como una niña de cinco años.

Ahora, con 30 años, vive en una clínica de Odesa y trabaja con animales bajo su supervisión.

Cuando en 2007 la encontraron robando comida en una aldea de Camboya, Rochom ya era una mujer.

Un policía de un pueblo cercano declaró que era su hija, desaparecida cuando tenía ocho años junto a su hermana de seis cuando iban a recoger agua. La reconoció por una enorme cicatriz en su espalada. Llevaba 19 años desaparecida.

A su hermana nunca la encontraron. Rochom nunca pudo regresar completamente a la civilización, apenas podía comunicarse, caminaba con todas las extremidades y a menudo se negaba a comer.

En 2010 volvió a desaparecer cuando iba a darse un baño en un pozo detrás de su casa. Su cuerpo apareció meses más tarde.

Huyó de casa en una aldea de Uganda a los tres años en 1988 al ver a su padre asesinar a su madre.

 Acabó en la jungla donde vivió con monos hasta 1991, cuando fue capturado y trasladado a un orfanato. Tenía pelo por todo el cuerpo y parásitos intestinales.

Finalmente aprendió a hablar, a andar erguido y a comportarse como un ser humano de nuevo. Descubrieron que tenía una gran voz y ahora forma parte del coro infantil Pearl of Africa, con lo que realiza giras mundiales.

Kamala, de 8 años, y Amala, de 12, fueron encontradas por un clérigo en 1920 en Medinapur, India, en la cueva de unos lobos.

Las chicas no parecían humanas y andaban a cuatro patas. Al principio dormían juntas acurrucadas, gruñían y comían carne cruda.

Estaban físicamente deformadas y no tenían interés en los humanos, pero su vista, oído y olfato eran excepcionales. Amala murió al año siguiente de su captura, y Kamala aprendió a decir algunas palabras y a caminar de pie, pero murió en 1929 de un fallo en el riñón, con 17 años.

Victor fue visto a finales del siglo XVIII en los bosques del sur de Francia, pero escapó. En 1800, cuando tenía 12 años, fue capturado por un grupo de cazadores. Era incapaz de hablar y estaba lleno de cicatrices.

No sentía el frío en absoluto y apenas respondía a sonidos muy fuertes. Intentaron enseñarle a hablar y comportarse, pero fue imposible. Al final fue llevado a una institución en París y murió a los 40 años. Truffaut se basó en su historia para la película L’Enfant Sauvage.

Desde los nueve años, Marie caminó sola miles de kilómetros en los bosques de Francia. Armada con un palo, luchaba contra animales salvajes y comía pájaros y ranas. Fue capturada a los 19 años, ya no sabía leer y sus manos se habían deformado por utilizarlas para escarbar en la tierra.

En 1737 la reina de Polonia se la llevó de caza de conejos, ya que corría tan rápido que podía atraparlos. Ayudada por varios patrones ricos, aprendió a leer, escribir y hablar francés. En 1755 se publicó su biografía y en 1775 murió en París, a los 63 años y siendo rica.

Madina vivió con los perros desde que nació hasta los tres años. La encontraron unos trabajadores sociales en 2013 en Ufa, Rusia, desnuda, andando como un animal y gruñendo.

Su padre la abandonó y su madre se volvió alcohólica. Los otros niños no jugaban con ella porque se comportaba como los perros.

Los médicos dicen que Madina está física y mentalmente sana a pesar de su comportamiento. Probablemente lleve una vida normal cuando aprenda a hablar.

Prava tenía siete año cuando le encontraron en 2008, también en Rusia, encerrado en un cuarto lleno de jaulas con pájaros y rodeado de excrementos. Su madre vivía en el mismo apartamento y trataba al niño como a una mascota.

Nunca le pegó ni le dejó sin comer, pero jamás le habló. Él solo se comunicaba con los pájaros y para comunicarse, agitaba sus brazos como las alas de las aves. Fue llevado a un centro de atención psicológica donde los médicos intentan rehabilitarle.

El niño –al que nadie nunca le puso nombre– tenía dos años cuando se lo llevó una leopardo en una aldea de India en 1912. Tres años después, un cazador mató al animal y encontró a los cachorros, entre los que estaba el niño. Lo devolvieron a su hogar, con las rodillas llenas de callos y los dedos torcidos, pero allí se peleaba con quien se acercaba, no podía hablar y solo gruñía. Más tarde aprendería a hablar y a caminar más recto. Por desgracia, se volvió gradualmente ciego de cataratas.

En 1845 descubrieron en México a una niña que corría a cuatro patas junto a una manada de lobos, atacando y devorando después a un grupo de cabras. Fue capturada pero escapó. En 1852 la vieron con dos lobeznos pero corrió a la espesura y nadie la volvió a ver.


Shamdeo tenía cuatro años cuando le encontraron, en 1972, en un bosque en India cuando jugaba con los lobos. Su piel era muy oscura, sus dientes afilados y sus uñas muy largas. Tenía mucho pelo por todas partes. Le gustaba cazar gallinas y buscaba comida entre la tierra. Aunque nunca pudo hablar, si que aprendió una forma de lengua de signos. En 1978 le ingresaron en un Hogar de la Madre Teresa donde cambiaron su nombre por el de Pascal. Allí murió en 19985.
El niño que se crió con avestruces | VCN
La increíble peripecia del niño que se crió con los avestruces... Las historias y leyendas de niños que se crían con y como animales en la ...




Inscripciones con 60.000 años de antigüedad | VCN
Algunos fragmentos de cáscaras de huevos de avestruz con “inscripciones” grabadas de 60.000 años de antigüedad.




Animales que tienen sabor a pollo | VCN
La conclusión es que todas las aves saben a pollo, con la excepción de la de avestruz, que sabe a vaca. También sabe a pollo el conejo y, por ...

http://www.yorokobu.es/ninos-salvajes/
Asunción Moya del Río 1º Bachillerato B Lengua
http://vidacotidianitica.blogspot.com/
Creative Commons