Los celos, una emoción difícil de controlar

Los celos, una emoción difícil de controlar
Los celos, una emoción difícil de controlar, producto del temor a perder a una persona importante en tu vida.
 
Los celos son una respuesta a lo que se percibe como una amenaza de pérdida de una relación que se considera valiosa.

En otras palabras, es una emoción difícil de controlar que es producto del temor a perder a una persona amada e importante en tu vida.

Esta es una de tantas definiciones que existen de los celos, es importante decir que bien es cierto que cada uno de nosotros podemos dar una definición diferente de los celos, la mayor parte también podrá compartir puntos en común en relación a éste sentimiento.

Por ejemplo, se puede decir que en ocasiones es difícil contenerse y que podemos hacer “cosas” que por lo general no haríamos.

Por lo tanto es necesario que sepamos como se componen los celos, para poder comprender un poco más a las personas que los tienen e incluso a nosotros mismos.

Los celos tienen componentes internos y externos; dentro de los cuales se incluyen otros sentimientos, emociones, pensamientos y hasta síntomas físicos que muchas veces pueden ser percibidos por los demás.

Dentro de las emociones que contienen se pueden encontrar las siguientes:
Dolor, ira, rabia, envidia, tristeza, miedo, pena y hasta humillación.

Entre los síntomas físicos se pueden mencionar: manos que tiemblen y sudan, dificultades para respirar, retortijones de estómago, taquicardia, problemas para conciliar el sueño y/o dormir, por lo general son estas características las más visibles por los demás.

Es más común que tengamos menos control de los componentes externos que de los internos.

Como se había mencionado anteriormente, las respuestas de los celos se presentan cuando se percibe una amenaza a una relación y puede ser real e imaginaria.

Cuando los celos son imaginarios se tiene aún más la amenaza de pérdida y las respuestas pueden ser más extremas.

Con base a las respuestas que se tengan de los celos, se pueden llamar normales y anormales.

Se dice que son celos anormales, cuando algunas de las respuestas se presentas de manera más exagerada o extrema y las consecuencias son más dramáticas (asesinatos, suicidios, agresión, etc.).

Puede entonces surgir una pregunta más ¿Los celos son necesarios en la relación de pareja?

 Hay grandes teóricos como Freud (1905); que dicen que tanto las personas que experimentan celos extremos como las que no lo hacen, sufren de problemas psiquiátricos.

En todo caso la dificultad se encuentra al tratar de buscar el punto medio, en donde los límites deben establecerse por ambas partes.

En algunas parejas, los celos no tienen lugar en la relación; mientras para otras, la falta de este sentimiento puede ser un indicador de falta de interés.

En la mayoría de las ocasiones, el hecho de sentir celos se puede deber al miedo de perder a la persona amada y más aún de quedar solo.

Darse cuenta de que uno es reemplazable, es duro, pero es peor aún, cuanto mayor sea el temor a la soledad.

La persona que tiene celos se relaciona con un perfil psicológico pobre, una baja autoestima e inseguridad. Estas personas además de tener reacciones emocionales negativas, tienen también necesidad de estimación y demanda continua de aprobación.

La persona celosa reclama un sacrificio, desea ser amado incondicionalmente, es incapaz de sacrificarse ya que suele ser demasiado egoísta y desconfiado.

En fin, son un sin número de características que las personas celosas pueden llegar a tener y debido a que no solo pueden afectarse a ellos mismos, sino, también a sus seres queridos, es necesario que la persona que presenta celos anormales reciba ayuda o tratamiento, tal tratamiento se debe llevar a cabo por personal calificado y teniendo un equipo multidisciplinario como el trabajador social, psicólogo y psiquiatra.

Como puede verse, los celos pueden ayudar o no a la relación de pareja, sin embargo la línea de lo normal y patológico es tan difícil de percibir que fácilmente puede pasar de un tipo de celos a otro, por lo tanto es mejor tratar de controlar tus sentimientos.

Gabriel García Márquez“Por el hecho de que alguien no te quiera como tú quieres, no significa que no te quiera con todo su ser”.

AYALA, Los celos: ¿En dónde está el límite? Biblioteca Milenium: España.


¿Los animales tienen emociones? | VCN
Podríamos decir que (por orden) se corresponderían con Tristeza, dolor, envidia o celos, alegría, miedo, sorpresa. Pues bien, son emociones.




De la creatividad y el arte, tipo Dexter Morgan | VCN
En ocasiones el lenguaje es ambiguo: “asesinato pasional”, decimos cuando el criminal se ha dejado conducir por el odio, los celos o la ira; ...




Alexitimia: la incapacidad de entenderse a uno mismo | VCN
¿Puedes identificar claramente cuándo y porqué sientes envidia, celos o resentimiento? Lo cierto es que la habilidad de conocerse a uno ...

Publicado por : http://www.teinteresasaber.com
http://vidacotidianitica.blogspot.com/ Creative Commons