Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

El misterioso Triángulo de las Bermudas

 El misterioso Triángulo de las Bermudas
El misterioso Triángulo de las Bermudas.
 
El Triángulo de las Bermudas siempre ha sido un misterio sobre el que se hacen múltiples especulaciones y todavía no se ha conseguido dar con la respuesta, aunque muchas sean las teorías que tratan de esclarecer este secreto.

El Triángulo de las Bermudas, espacio también conocido como el Triángulo del Diablo y el Limbo de los Perdidos, área geográfica de 3.900.000 kilómetros cuadrados entre las islas Bermudas, Puerto Rico y Melbourne (Florida) (situado de 55°O a 85°O y de 30°N a 40°N), en la que se han producido numerosas desapariciones inexplicables de barcos y aviones.

El misterio se remonta a mediados del siglo XIX, y desde entonces un total de más de cincuenta barcos y veinte aviones han desaparecido en el Triángulo. Uno de los casos más famosos fue la desaparición del vuelo 19. Cinco bombarderos estadounidenses tipo Torpedo abandonaron Fort Lauderdale el 5 de diciembre de 1945, en un vuelo de entrenamiento rutinario y con buenas condiciones meteorológicas.

Ninguno volvió. Incluso el hidroavión que se envió a buscarlos desapareció. Otras historias de la región hablan de barcos encontrados abandonados con comida aún caliente en las mesas y aviones que desaparecen sin siquiera haber lanzado una llamada de socorro. La ausencia de restos se alega a menudo como prueba del misterioso poder del Triángulo.

Este es un mito que ha sido repetido y pasado de boca en boca durante décadas, desde que en 1951 apareciesen las primeras referencias a un “triángulo del Diablo”, una zona supuestamente peligrosa para los barcos que había que evitar a toda costa.

Como suele ocurrir en casi todos los mitos similares, en este caso todo empezó por un hecho real, por que varios barcos habían naufragado en esa zona en un corto plazo de tiempo; intentando buscar una explicación a esa tragedia, algunos escritores de prensa amarilla y sensacionalista empezaron a difundir la idea de un lugar maligno.

Este lugar, llamado también "Triángulo del Diablo" o "Limbo de los Perdidos" ha sido y es testigo de fenómenos sin explicación que han recorrido el mundo.

¿La zona más peligrosa del planeta? 

La denominación de "Triángulo de las Bermudas" es relativamente reciente, ya que la empleó por primera vez en 1964 el periodista norteamericano Vicente Gaddis ... el concepto caló pronto entre la población general, que estaba hambrienta de misterios; y si ocurrían cerca, mejor que mejor.

Así nacieron multitud de libros, películas y series con el dichoso triángulo como malo malísimo, hasta el punto de que la duda no era si la zona era tan mala como decían, sino qué poderes misteriosos podrían haber provocado estas desgracias.

Como su nombre indica, el Triángulo de las Bermudas es una zona situada entre el archipiélago de las Bermudas., Puerto Rico y Miami; si unimos los tres puntos obtendremos un triángulo con los lados de casi la misma longitud (entre 1600 y 1800 kilómetros), lo que ayudó a fomentar las teorías.

No obstante, el misterio se remonta desde hace mucho tiempo, y ya los marinos conocían a esa zona como "El Limbo de los Perdidos", una extensión del Mar de los Sargazos, donde las brújulas se vuelven locas y los más modernos aparatos de navegación no responden.

Cristóbal Colón ya hacía referencia a cuerpos extraños vistos en la zona como luces en el horizonte durante sus viajes por el mar Caribe.

Aunque desde mediados del siglo XIX han desaparecido más de 50 barcos y 20 aviones, uno de los casos más significativos fue el del vuelo 19: cinco bombarderos estadounidenses tipo torpedo abandonaron Fort Lauderdale el 5 de diciembre de 1945 en un vuelo de entrenamiento rutinario y con buenas condiciones metereológicas.

Ninguno volvió y tampoco el hidroavión que se envió a buscarlo.

El misterioso Triángulo de las Bermudas

También son numerosos los casos de barcos encontrados abandonados con la comida aún caliente en las mesas y aviones que desaparecen sin haber dado ninguna señales de socorro, y todo sin haber encontrado ningún resto.

Hay explicaciones de todo tipo, incluyendo rayos mortales que proceden de la Atlántida y secuestros de un ovni (objeto volante no identificado).

Los análisis menos fantasiosos apuntan a que las fuertes corrientes y la profundidad de las aguas podrían explicar la ausencia de restos, subrayando que varias de las desapariciones atribuidas al Triángulo de las Bermudas en realidad ocurrieron a 600 kilómetros de distancia.

 Además, naves civiles y militares atraviesan la región todos los días sin contratiempos.

En cuanto se perfeccionen las técnicas de inmersión en aguas profundas es probable que se recuperen la mayoría de los barcos perdidos.

Muchas son las teorías que existen al respecto y que tratan de esclarecer los hechos, por una parte, varios científicos aseguran que la mayoría de las desapariciones han ocurrido fuera de los límites del triángulo y que la ausencia de cuerpos, aviones y barcos se debe a la profundidad de las aguas; por otro lado, hay quienes alegan la existencia de un campo electromagnético proveniente de la Tierra que explicaría el no funcionamiento de las brújulas y el instrumental de vuelo.

Otras teorías menos científicas aseguran que las desapariciones se deben a la existencia de una base extraterrestre o a la posibilidad de un agujero espacial/temporal, o que se debe a la legendaria y antigua civilización de la Atlántida, sepultada bajo el mar, con tecnología mucho más avanzada que la nuestra y de la que ya Platón nos constató de su existencia en algunos de sus escritos, aunque también es probable que el misterio del Triángulo de las Bermudas permanezca durante mucho tiempo aún en la imaginación.

El misterioso Triángulo de las Bermudas
Los incidentes más populares se listan a continuación:

  • 1840: el HMS Rosalie, barco que se dirigía a La Habana (Cuba), fue hallado sin tripulación.
  • 1872: el Mary Celeste (hundido entre las islas Azores y la Península Ibérica, a unos 5000 km de distancia de las islas Bermudas); se debe tener presente que a cada lado del triángulo se le atribuye solo 1500 km.
  • 1902 (4 o 21 de octubre): el Freya, buque alemán encontrado a la deriva «poco después» de zarpar de Manzanillo (Cuba), hacia Chile. En realidad había dado la vuelta a Sudamérica por Punta Arenas (sur de Chile) y fue encontrado frente a la costa occidental de México (varios meses después de zarpar de Cuba), arrastrado por las corrientes del océano Pacífico.
  • 1925 (21 de abril): el Raifuku Maru se hunde con testigos en medio de una tormenta a 1063 km al norte de las islas Bermudas) totalmente fuera del Triángulo.
  • 1925, octubre: se pierde el carguero estadounidense SS Cotopaxi, «que desde la costa de Florida transmitió que el clima se encontraba en calma, y no envió ninguna señal de auxilio». En realidad, Meyers (capitán del barco) informó por radio que el barco estaba escorando y que tenían la bodega llena de agua.
  • 1926: se hunde el SS Suduffco, debido a un huracán (un capitán que salió en su búsqueda lo llamó «el peor clima que he visto en mi vida»).
  • 1938: se hunde el HMS Angloaustralian en las islas Azores (a más de 4000 km al este del Triángulo), después de emitir «en la tarde hemos pasado Faial. Todo bien».
  • 1942: el submarino francés Surcouf es embestido por el carguero estadounidenseThompson Lykes cerca del Canal de Panamá (a unos 1800 km al sur de Miami; muy lejos del Triángulo).
  • 1945: desaparecen 5 aviones TBM Avenger (el famoso Vuelo 19) de la Marina estadounidense.
  • 1947: se hunde el Army C-45 Superfort a 160 km de las Bermudas (fuera del Triángulo).
  • 1948: se hunde el SS Samkey (Berlitz dice que se hundió en 1943, pero ese fue el año de inauguración). Dio su posición: 41° 48’ N 24° O (200 km al noreste de Azores, y a 4200 km fuera del Triángulo). Solo transmite: «Todo va bien».
  • 1948: desaparece la aeronave Tudor IV Star Tiger, con 31 pasajeros.
  • 1948: desaparece un avión DC-3 NC16002, con 28 pasajeros y la tripulación.
  • 1949: desaparece el segundo Tudor IV, Star Ariel.
  • 1950: desaparece un avión Globemaster, de la Fuerza Aérea estadounidense.
  • 1950: se hunde el carguero estadounidense SS Sandra (de 350 pies), después de pasar por San Agustín (Florida) en su ruta hacia Puerto Cabello (Venezuela).
  • 1952: desaparece un avión de transporte British York con 33 personas a bordo.
  • 1954: desaparece un avión Lockheed Constellation, de la armada estadounidense, con 42 pasajeros a bordo.
  • 1956: desaparece una avioneta de la marina estadounidense, el Martin P5M, con 10 tripulantes.
  • 1962: desaparece un avión KB-50 Tanker, de la fuerza aérea estadounidense.
  • 1963: se hunde el Marine Sulphur Queen, probablemente al desembarcar de Dry Tortugas; cargaba azufre fundido (posiblemente sin medidas de seguridad).
  • 1967: desaparece un avión militar YC-122 convertido en avión de carga.
  • 1967: se hunde el crucero Witchcraft a una milla de Miami; realizó una llamada a la guarda costera, pero a los 19 minutos ya se había hundido completamente.
  • 1970: se hunde el carguero francés Milton Latrides cuando navegaba desde Nueva Orleans hacia Ciudad del Cabo; llevaba una carga de aceite vegetal y soda cáustica.
  • 1972 (aunque Berlitz dice 1973): se hunden en una tormenta dos cargueros alemanes: el Anita (de 20.000 toneladas, con una tripulación de 32) y su barco gemelo, el Norse Variant (ambos con carga de carbón). Un sobreviviente de este último fue encontrado flotando en una balsa; describió la pérdida del barco en medio de un huracán. Las olas rompieron la tapa de la compuerta y hundieron rápidamente la nave.
  • 1976: se hunde el SS Sylvia L. Ossa en un huracán al oeste de las Bermudas (fuera del triángulo).
  • 1978: se encuentra abandonado al SS Hawarden Bridge en las Indias Occidentales. Se presume que se debió a un crimen cometido. Meses antes, en febrero, la Guarda Costera de los Estados Unidos lo había detenido en Cape Knox y había encontrado marihuana.
  • 1980: se hunde el SS Poet en un huracán, cuando transportaba granos hacia Egipto.
  • 1995: se hunde el carguero Jamanic K (construido en 1943), tras zarpar de Cabo Haitiano.
  • 1997: se hunde un yate alemán.
  • 1999: se hunde el carguero Génesis después de zarpar del puerto de San Vicente; su carga incluía 465 toneladas de tanques de agua, tablas, hormigón y ladrillos; informó de problemas con una bomba de achique un poco antes de perder el contacto. Se realizó una infructuosa búsqueda en un área de 85 000 km² (33.000 millas cuadradas).

Otros barcos

  • Atlanta (importante buque no desaparecido; el pequeño bote desaparecido se llama Atalanta).
  • Connemara IV.
  • Gloria Colite.
  • John and Mary.
  • Rubicon (desaparecido en medio de una tormenta tropical; aunque Berlitz afirma que desapareció en clima normal).
Debe notarse que algunos de los casos listados anteriormente, que popularmente están asociados con el Triángulo de las Bermudas, realmente no hay prueba de que estuvieron en el área del Triángulo en el momento de su desaparición.


¿La verdad del Triángulo de las Bermudas ha podido ser descubierta?

Pronto el alcance del triángulo se expandió más allá de los barcos, y de repente aparecían informes de aviones que habían sufrido accidentes o que se habían esfumado, como el conocido Vuelo 19, cinco bombardeos pilotados en su mayor parte por novatos que desaparecieron en el mar.
Un lugar tan peligroso como otro cualquiera

Pero, ¿realmente es el Triángulo de las Bermudas un lugar tan peligroso? Depende de cómo lo veas. 

Sí, es cierto que en esa zona se producen muchos naufragios y accidentes, pero hay un dato muy importante que hay que tener en cuenta: esa zona es una de las de mayor tráfico marítimo del mundo, y cada día pasan por ahí cientos de barcos y naves que no sufren ningún tipo de problema.

Así que la respuesta más sencilla es que en el Triángulo de las Bermudas ocurren más incidentes, porque por ahí pasan más barcos; es cuestión de estadística pura, cuantos más boletos compres más posibilidades hay de que te toque.

Pero, ¿es esa toda la verdad? 


La verdad del Triángulo de las Bermudas

Científicos de la Universidad de Tromsø en Noruega creen que, después de todo, si que puede haber algo en el Triángulo de las Bermudas que esté provocando más incidentes de lo normal.

Quítate ese gorro de aluminio de la cabeza, porque estos científicos no quieren reforzar ninguna teoría conspiratoria, sino que en vez de eso han encontrado una respuesta perfectamente verosímil: los gases de la tierra. 

No, no esos “gases”, aunque en cierto modo podríamos decir que las flatulencias de nuestro planeta están detrás del Triángulo. 

El misterioso Triángulo de las Bermudas
La explicación es que la zona de las Bermudas sería especialmente rica en depósitos de gases naturales, y que cuando se escapan del fondo marino pueden provocar turbulencias en la navegación de los barcos, y en los peores casos, pueden provocar un naufragio.

No es un concepto nuevo, pero estos científicos han encontrado indicios de que puede ser la respuesta que buscábamos: unos cráteres de unos 800 metros de ancho y unos 45 metros de profundidad en el lecho marino. 

En teoría en esos cráteres antes había grandes reservas de gas metano, que finalmente escaparon de estos contenedores y subieron a la superficie.

Hay que aclarar que los científicos han encontrado estos cráteres en el mar de Barents, al norte de Noruega, pero el estudio afirma que reservas de gas similares podrían ser la fuente de los problemas en el Triángulo de las Bermudas. 

De hecho, es bien sabido que en la zona de las Bermudas hay importantes yacimientos de metano.

Si este es el motivo detrás de la historia de la zona o no, no es algo que podamos decir con absoluta seguridad, pero si se confirma puede ser un avance muy importante en su estudio.


El triángulo de las Bermudas y las extinciones en masa | VCN
Hace ya muchos años, estuvo de moda, entre muchas otras frivolidades paranormales, el misterio del Triángulo de las Bermudas. Los vértices ...

Hay explicaciones de todo tipo, incluyendo rayos mortales que proceden de la Atlántida y secuestros de un ovni (objeto volante no identificado). Los análisis menos fantasiosos apuntan a que las fuertes corrientes y la profundidad de las aguas podrían explicar la ausencia de restos, subrayando que varias de las desapariciones atribuidas al Triángulo de las Bermudas en realidad ocurrieron a 600 kilómetros de distancia. Además, naves civiles y militares atraviesan la región todos los días sin contratiempos. 

En cuanto se perfeccionen las técnicas de inmersión en aguas profundas es probable que se recuperen la mayoría de los barcos perdidos, aunque también es probable que el misterio del Triángulo de las Bermudas permanezca durante mucho tiempo aún en la imaginación.



Lago Poyang de China , El Triángulo de las Bermudas de Oriente ...
Los principales medios de comunicación de China, están informado sobre los peligros que presentan las aguas del lago Poyang, que además ...




Imperios donde no se pone el sol (o casi) | VCN
Tampoco les faltan enclaves estratégicos, como las Islas Bermudas frente a la costa Atlántica de EEUU. Otra cosa es que la gestión durante ...

Creative Commons