¿Somos más felices los tontos?

¿Somos más felices las personas tontitas?
 ¿Somos más felices las personas tontitas?

No es sólo por halagar (que también, por supuesto), pero escribir en un sitio de estas características implica suponer que los lectores pertenecen, por regla general, al grupo de las personas medianamente instruidas, poseedores de ciertos conocimientos básicos y con una capacidad intelectual de comprensión y asimilación suficiente para entender las divagaciones y curiosidades de la naturaleza humana aquí descritas....

Por eso, parece razonable pensar que la mayoría de nuestros lectores tienen una inteligencia suficiente como para a su vez haberse planteado diversas cuestiones entre las que seguramente está la de si poseer precisamente una inteligencia elevada puede llevar, como dice la sabiduría popular, a un nivel de felicidad inferior.

O, dicho al revés, si para ser feliz es mejor ser tonto.

Si viajas a Marte, ¿envejeces más rápido?

Si viajas a Marte,  ¿envejeces más rápido?
Si viajas a Marte, ¿puedes envejecer más rápido?

Si tienes pensado un viaje a Marte, considera que ello podría hacer envejecer a todo tu cuerpo. 

Una estadía extensa y prolongada en cualquiera de los planetas del espacio provoca el envejecimiento de todo nuestro sistema inmunológico.

Unas largas vacaciones en el espacio o en cualquiera de sus planetas agilita increíblemente el envejecimiento del sistema inmunológico del cuerpo humano. 

Percepción y lenguaje

Percepción y lenguaje
 Usually Blue, vía Flickr
Los colores del mundo exterior deben de ser vistos de distinta manera por los bebés, que los ven sin la interferencia del centro cerebral del lenguaje.

Quizás otros aspectos de la percepción estén condicionados igualmente por el lenguaje.

Los bebes y los adultos procesan los colores en regiones opuestas del cerebro y este cambio se debería a la influencia del lenguaje.

En los adultos la percepción del color es procesada predominantemente por el hemisferio izquierdo del cerebro, que además procesa el lenguaje.

Los seres humanos vemos en 2 dimensiones y un ¼

Gafas 3d
Tranquilitos .... Pero el título no es solo una indirecta a lo escueta que es nuestra visión del mundo, la galaxia, el universo o el más allá y el más aquí.

Se trata de una entrada de rigurosa investigación científica en la cual os explicaré el porqué de mi afirmación.

En esta era tecnológica estamos la mar de acostumbrados a ver como la palabra 3D (tres dimensiones espaciales) le da un sentido chic a cualquier aparato o instrumento.

Por ejemplo tenemos los cines 3D o Imax que sólo con oír su nombre nos evocan a películas de 2ª categoría o reportajes de naturaleza más gafas semáforo.

O bien tenemos las películas de animación de supuestas 3D que se proyectan en pantallas con un “volumen” de 6 x 3 x 0,01 metros.